Progreso.- Vecinos de la calle Ferrocarril, en Progreso, solicitaron a las autoridades  correspondientes cerrar el restaurante-bar Michelager debido a que presentaba diversas irregularidades en su funcionamiento; además, denunciaron que las riñas eran constantes.

En ese sentido, y tras la presentación de un acta circunstanciada por parte de los habitantes de la colonia, el establecimiento fue clausurado, informó en entrevista con este medio el director de reglamentos y espectáculos del municipio, Fredy Isidro León.

Agregó que el negocio ya tenía varias observaciones, incluso cuenta con al menos tres multas por desfase de horario, funcionamiento inadecuado y falta de garantías, aunque algunas sanciones fueron subsanadas en el momento.

El funcionario puntualizó que las quejas derivan de la ubicación del bar, pues está en una zona habitacional y no comercial, lo que ha generado un conflicto con los vecinos.

Es por ello que se está organizando una reunión entre el dueño del establecimiento y los quejosos para que lleguen a un acuerdo sobre una posible reubicación; por lo pronto, el bar seguirá clausurado.

Comentarios