La alma mater hidalguense certificó a 12 sommeliers

Pachuca.- Tras casi un año de adquirir conocimientos sobre alimentos y las diferentes bebidas con las que pueden acompañarse, un grupo de 12 personas concluyó el diplomado sommelier profesional, impartido por la dirección de educación continua y a distancia de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Recientemente, la máxima casa de estudios de la entidad realizó el cierre del curso y entrega de reconocimiento a los egresados, quienes manifestaron su satisfacción por concluir la capacitación, y aprovecharon para invitar a los interesados a cursar el próximo diplomado.

En entrevista, Leticia Cortés Gutiérrez, directora del centro de educación continua y a distancia de la UAEH, informó que es la segunda generación que concluye el diplomado, mismo que fue impartido en vinculación con la Escuela Española de Sommeliers de Barcelona; y anunció que en próximas fechas emitirán la convocatoria para la tercera generación.

Detalló que es un programa académico teórico-práctico, cuyo objetivo es capacitar a los participantes en la metodología para catar correctamente el vino, de acuerdo con los alimentos que lo acompañen.

Además, destacó que el diplomado es avalado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), por la Escuela Española de Sommeliers de Barcelona, la Secretaría de Educación Pública (SEP), el Consejo Nacional de la Normalización y Certificación de Competencias Laborales (Conocer) y la UAEH.

Dirigido a todo público

Manuel Tapia, delegado de la Escuela Española de Sommeliers, y quien estuvo a cargo del grupo, invitó al público en general a que participen en el próximo curso, ya que no es necesario que estén dedicados al ámbito turístico-gastronómico, “lo que pretende este diplomado profesional es enseñar a la gente a acercarse al vino de una manera responsable, cognoscitiva y que lo disfrute con la comida diaria que hacen en casa”.

El experto comentó que el diplomado sommelier profesional enseña a los participantes a desarrollarse dentro del ámbito gastronómico-turístico, en la especialidad en las bebidas, “esta le permite al egresado ser guía o conductor de la educación en la forma de tomar los vinos, unirlos a la parte gastronómica, y sobre todo poderlos disfrutar en familia”.

No es privativo de tener restaurantes, sino hacerlo o iniciándolo en casa, lo que nos provoca hacer un consumo responsable, un consumo que logre hacer que nuestros alimentos, nuestra cocina mexicana se pueda degustar de mejor manera, eso es lo que busca el diplomado en sí, crear profesionales que puedan servir de guías para esos propósitos gastronómicos, externó.

Detalló que en general tratan las bebidas principalmente enfocadas a los vinos, al vino mexicano y al internacional, como una bebida que acompaña a los alimentos; “se desarrolla en conceptos básicos de viticultura, estudio de los suelos y cómo se crea la vid, cómo nace, sus periodos de fecundación, vendimia, después viene análisis de suelos, qué es lo que lleva y qué conlleva, cómo se logra hacer un buen vino, tipos de uva, formas de hacer la cata y después se desarrolla las características por país productor de vinos”.

Romper tabú sobre los vinos

Edson Sampayo y Gabino Ávila, egresados del diplomado, compartieron su experiencia y recomendaron el diplomado, en el que la comunidad puede aprender sobre la cultura del vino y en general el consumo del alcohol.

“Comúnmente la gente relaciona consumir alcohol con terminar alcoholizados, algo realmente incorrecto, es agradable consumir alcohol y saber comer con él; y el vino es un exponente increíble para hacerlo, ya que no cuenta con los mismos grados que otra bebida como tequila, whisky o ron, y lo hace accesible y agradable”, coincidieron.

Ambos comentaron que la capacitación cumplió con sus expectativas, ya que no solo hablan del vino, sino sobre lo que es servicio, algunos destilados, los tés, café, entre otras cosas.

También recomendaron a la población interesada a que aproveche la próxima convocatoria, puesto que “es una buena oportunidad para que se atrevan a vivir esa experiencia y romper con la barrera o tabú de solamente alcoholizarse, quitar eso que piensan que alguien que toma es un alcohólico”, ya que, dijeron, hay personas que acompañan sus comidas con alguna bebida sin terminar ebrios.

  • La máxima casa de estudios de la entidad entregó el reconocimiento a los egresados, quienes manifestaron su satisfacción por concluir la capacitación

Comentarios