IRÍA FERRARI
Pachuca.- Es la nueva tendencia para solucionar problemas sexuales de pareja, solo apto para personas a las que no les importe ser observadas durante el coito.

Kenneth Play es un norteamericano de origen chino que decidió hacer del sexo su actividad profesional.

Este educador sexual, que también es entrenador personal, ha abierto una consulta en Estados Unidos y ya ha tratado a más de cincuenta parejas en todo el mundo con su peculiar método.

Con sus terapias sexuales, pretende salvar la vida marital de sus pacientes y, sobre todo, acabar con las malas prácticas que ha propagado el porno. Para ello, el coach debe observar a sus pacientes durante el acto sexual.

Así funciona la terapia

Las sesiones de Play se dividen en dos partes: en la primera, la pareja habla abiertamente sobre sus problemas sexuales en su consulta.

En la segunda, el coach acude a su casa y les observa mientras tienen sexo durante una hora.

Al acabar, él les explica en qué deben mejorar y les habla sobre cómo influyen sus problemas en su intimidad sexual.

Después, les deja reposar una media hora y, tras ese tiempo, el educador vuelve para observar, de nuevo, a la pareja haciendo el acto sexual durante otra hora.

Finalmente, el terapeuta comenta las mejorías y puntos fuertes.

Todo el proceso dura entre tres y cuatro horas y, teniendo en cuenta que las cobra a 250 euros, la sesión sale por unos mil euros.

No obstante, el propio coach asegura que si no estás completamente satisfecho con la terapia, te devuelve el dinero.

Su relación con el porno

Kenneth Play, antes de convertirse en todo un experto en la sexualidad, se sentía inseguro con sus partes íntimas.

En su web, asegura que por culpa de la pornografía “y otros condicionantes sociales, creí engañado que mi pene de tamaño promedio era de una medida inadecuada”.

A pesar de que perdió la virginidad a la temprana edad de los 12 años, él no entendió lo que significaba el sexo hasta los 16 años, cuando asistió a una charla sexual que le abrió las puertas a un mundo, hasta entonces desconocido para él.

Fue ese día cuando comenzó a cuidar su cuerpo y tomó la decisión de dedicarse profesionalmente a ser coach sexual.

“Ser un amante excepcional es una habilidad que se puede aprender, las inseguridades sexuales pueden ser superadas y las debilidades percibidas pueden convertirse en fortalezas increíbles”, afirma Play en su página.

El coaching sexual alimenta la vida erótica de las personas curiosas. “Al no ser sexólogo ni psicólogo, trabajo sobre el juego erótico, pero no los problemas profundos”, asesora justamente, en juegos sexuales.

Además sentencia que el buen sexo requiere tiempo, ganas y energía, a veces es necesario tomarse ese tiempo a conciencia. “Podemos gritar, cumplir fantasías y entretenernos sin problemas”.

Beneficios y/o usos de una terapia de sexualidad

  • Cambia la manera de vivir la propia sexualidad.
  • Mejora de las habilidades sexuales.
  • Transformas la vida afectivo-sexual.
  • Pierdes el miedo a intimar con tu pareja.
  • Personas que utilizan el sexo como ansiolítico dejan de hacerlo para disfrutarlo.
  • La habilidad social mejora ante el inicio de una relación afectivo-sexual.
  • Sube la autoestima en el área sexual.
  • Mantienen el equilibrio entre su vida profesional-familiar-afectivo-sexual.
  • La pérdida de miedo frente al compromiso.

Ya sabes, si necesitas ayuda en tus relaciones, y no te importa tener a un tercero en tu habitación, sin participar de un trío, llama a un coaching sexual.

  • Visita
    Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios