En Hidalgo, como seguramente en el resto del país, viajar en transporte público es de por sí un viacrucis, en periodo electoral el calvario se vuelve aún más bochornoso. Y es que mirar a personajes, que a decir verdad a nadie le interesa excepto a los partidos políticos, es ampliamente molesto. Desagradable a la vista pero sobre todo al bolsillo del ciudadano que paga con sus impuestos hologramas que más que mirarlos con admiración, lo hace con enfado por el despilfarro desmedido, injustificado y poco racional en un sentido de austeridad política. La legisladora del Partido Acción Nacional Mariana Bautista de Jesús presentó en octubre de 2016 una iniciativa para regular la propaganda electoral en el transporte público concesionado por el estado. La finalidad es que existan mecanismos que hagan viable la sanción a los infractores con el retiro de la propaganda, pero también garantizar condiciones de equidad en el próximo proceso electoral federal. Nueve meses después, el Congreso de Hidalgo prohibió la colocación de propaganda electoral en el transporte público con multas desde 9 mil hasta 11 mil pesos. La iniciativa de reforma a la Ley de Transporte estaba varada desde hace tres legislaturas. Un triunfo no del PAN por supuesto, pese a que fue el portavoz de la demanda social que reclama austeridad al orden político, sino de la sociedad civil que tendrá otras opciones menos grotescas para conocer a sus candidatos rumbo futuros cargos de elección popular. El tema de la propaganda en el transporte es viejo, como lo documenta el periodista Víctor Valera en la edición de hoy, tuvieron que pasar tres legislaturas, cerca de una década. para que por fin fuera derrocado este viejo sistema de posicionamiento electoral que favoreció casi siempre al PRI. En medio están los concesionarios que amasaron canonjías en contubernio con el oficialismo. Hoy esta práctica impune por mucho tiempo por fin fue derrocada. La pregunta es: ¿habrá verdadera equidad a partir de ahora? De filón. La presidenta municipal de Pachuca Yolanda Tellería alzó la voz en contra de los trabajo de bacheo que hace el gobierno del estado, los calificó de inservibles y exigió reemplazamiento total de la carpeta asfáltica. Créanos, señora alcaldesa, muchos ciudadanos opinamos los mismo.

Comentarios