“De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir ¡basta a los hábitos que te destruyen!, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido” Facundo Cabral Manipulación que va de lo figurativo a lo conceptual es la primera exposición pública de J Eduardo González, hidalguense de 28 años, originario de Pachuca. Especialista en diseño publicitario; diseñador gráfico titulado de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). Adquirió conocimientos de la imagen en diversos cursos de fotografía en blanco y negro, a color, avanzada, experimental y talleres de medios alternativos.

Ha colaborado en la Fototeca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y en una línea paralela ha publicado en las revistas: Alquimia y Cuartoscuro; igualmente se desempeñó como diseñador gráfico en la Secretaría de Cultura de Hidalgo de 2016 a 2019.

El curador de la exposición Heladio Vera Trejo, oriundo de Zapotlán, trabajó como coordinador del departamento fotográfico de la Fototeca Nacional del INAH. Cuenta con una amplia investigación iconográfica, plasmada en diversas ediciones impresas. Ha impartido cursos especializados en el manejo de colecciones y óptica fotográfica.

Realizó la investigación y museografía del Museo del Ferrocarril en Tulancingo. Ha sido conferencista en temas de conservación y difusión fotográfica, y en 2018 ganó el Premio de Investigación del Patrimonio Histórico y Artístico “Elisa Vargas Lugo”, el cual otorga la Secretaría de Cultura de Hidalgo.

La curación de esa exposición mantiene una narrativa de imágenes arregladas, trucadas, modificadas, es decir, se tratan de registros fotográficos intervenidos, diferenciados claramente de aquellos a los que se les realizan retoques para el embellecimiento de los retratados; se tratan, más bien, de fotos intervenidas de tal manera que se modifica la realidad captada por la cámara fotográfica, haciendo un trabajo tan fino, modificando la estructura de la imagen, haciendo una imagen totalmente distinta, teniendo un producto diferente. En esa muestra, J Eduardo González deja al descubierto las manipulaciones de imágenes en los diarios, ensamblando su fotografía ya sea en ovalo o en tamaño infantil, y colocándolos mecánicamente, esto es recortando para posibilitar ensambles precisos y en algunos casos solo colocando su foto sobre rostros que den la proporción y la idea de suplantar al personaje importante o famoso.

Este fotomontaje lo realizó como un ensayo para sí mismo, posteriormente fue compartiéndolo de persona en persona y ahora lo deja ver en esta exposición, en la que muestra cómo un individuo común puede cambiar en el lenguaje directo de la imagen, colocándose y suplantando distintos roles de la cotidianidad en escenarios del deporte, la política, finanzas y religión. Para poder comprender y entender lo que se quiere mostrar, cabe mencionar el dicho de que para entender la situación de una persona es necesario “ponerte en sus zapatos”, J Eduardo lo hace usando una técnica depurada con el rostro a manera de ensayo, jugando y ubicándose en un contexto que no es el suyo, haciendo pensar lo que al otro le acontece para descubrir su rostro en otros cuerpos, resulta fascinante ajustando en la imagen pretensiones de una humanidad consiente del uso y abuso del poder de la imagen en los diarios.

Puedes disfrutar de la obra en las instalaciones de Fundación Arturo Herrera Cabañas AC, ubicadas en calle Ignacio Allende número 113, colonia Centro, CP 42000, Pachuca, Hidalgo; en la sala de acervo de lunes a viernes, de 10 a 19 horas, hasta este mes.

Comentarios