Coinciden legisladores que debe investigarse a fondo supuesta vigilancia

325
legisladores

JOSÉ ALVARADO

Ciudad de México

El supuesto espionaje a periodistas y defensores de derechos humanos fue tema de fuerte debate en la sesión de la comisión permanente del Congreso de la Unión.

En poco más de una hora y media hablaron 16 legisladores. Todos los grupos parlamentarios expresaron su posición sobre el tema. Algunos en mayor medida, como el Partido Acción Nacional (PAN) con cuatro oradores, y otros con uno solo, como Nueva Alianza.

Todos coincidieron en que es necesario investigar a fondo para determinar si existen elementos que comprueben lo que hasta hoy se mantiene como un supuesto, basado en lo publicado por el diario The New York Times, en Estados Unidos.

Las intervenciones fueron efectuadas en un marco de desorden, ya que no todos los diputados y senadores que conforman la comisión permanente pusieron atención a lo dicho desde la tribuna.

Parecían más interesados en definir lo que sus bancadas expondrían para descalificar al adversario. Los asesores iban y venían por los estrechos pasillos.

Hubo voces que ya emitían sentencia, como la del diputado del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Vidal Llerenas, quien afirmó que “si alguien utilizó un software de espionaje para un propósito distinto al que estaba permitido, esa persona tiene que ir a prisión”.

Otros, como el senador Miguel Barbosa, del Partido del Trabajo (PT), y Dolores Padierna, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), exigían llamar a comparecerse a los titulares de la Secretaría de Gobernación, del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y de la Procuraduría General de la República (PGR).

Los diputados Claudia Sánchez y Federico Döring, así como los senadores Héctor Larios y Mariana Gómez del Campo, todos panistas, destacaron que se gasta mucho en los sistemas de espionaje, práctica que cada vez es más preocupante en México, y advirtieron que no “podemos acostumbrarnos” a que en este país no pase nada, cuando en cualquier otro país significaría iniciar una investigación, incluso contra el presidente de la República.

Pero también hubo señalamientos de la representación del Partido Encuentro Social (PES) y del Revolucionario Institucional (PRI), quienes subrayaron la importancia de que los medios nacionales que retomaron la nota del The New York Times olvidaron la precisión que hizo el diario estadunidense en su propio reportaje, la cual indica lo siguiente:

“Sin embargo, no hay pruebas definitivas de que el gobierno sea responsable. El software Pegasus no deja rastros del hacker que lo utilizó. Incluso el fabricante NSO Group señala que no se puede determinar exactamente quién está detrás de los intentos específicos de hackeo.”

Por ello, la diputada Lía Limón, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), llamó a los legisladores a no emitir condenas ni conclusiones anticipadas de que el responsable del espionaje es el gobierno, pues en el Congreso debe respetarse el principio de presunción de inocencia.

Comentarios