Pachuca.- Con la temporada de regreso a clases aún en marcha, la Profeco informó a los padres de familia cuyos hijos acuden a colegios particulares que estos planteles no pueden retener documentos oficiales por incumplimiento en el pago de colegiaturas.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) aclaró que ante el retraso en el pago de tres mensualidades, la institución educativa puede dejar de prestar sus servicios. No obstante, el colegio debe notificarlo con 15 días de antelación y devolver los papeles de los alumnos sin costo.

Además, de acuerdo con lo establecido por la Ley Federal de Protección al Consumidores no está permitido exhibir en listas a los estudiantes que adeudan colegiaturas o bien que no han cubierto el pago de cuotas extraordinarias.

Más información en la edición impresa de mañana

Comentarios