IRÍA FERRARI

Pachuca.- Seguro que ahora estás pensando en las molestias de la menstruación, pero no, este post va sobre ese dolor tirando a “ohhh my good” después del sexo. ¡Qué no!, ¿qué no has pasado nunca? Pues que suerte la tuya. Yo tuve la oportunidad de saber cómo era la pasada madrugada del fin de semana, y creerme que son dolorosos y molestos.Desde los calambres menstruales hasta el parto, la menopausia, además de las infecciones urinarias, las mujeres ya tenemos que lidiar con mucho dolor en nuestra zona íntima, durante toda nuestra vida.

Durante o después del sexo, ya es algo que las mujeres no deberíamos sufrir.Evidentemente no voy a hablar como una profesional ginecóloga, puesto que no lo soy. Pero sí me gustaría ayudar con ese post facilitando la información de primera persona, siempre recomendando que acudas rápidamente al médico si te sucede esto.

“Cualquier dolor no es normal, aunque eso no significa que está sucediendo algo grave, simplemente significa que es posible que necesites visitar a tu ginecólogo.

” En mi caso, el dolor intenso duró algo más de una hora hasta que conseguí quedarme dormida. Mi primera opción fue pensar que mi DIU se había movido de lugar o tenía algún tipo de quiste interno. El dolor se prolongó durante dos días más, y aunque no tan intenso (yo soy un poco bruta en cuanto al aguante de dolor), era bastante; mi zona pélvica se sentía molesta.Visité a mi ginecóloga de inmediato.

Descartado un embarazo ectópico y/o posibles quistes y que el DIU continuaba en su lugar; me quedé mucho más tranquila, aunque no del todo, ya que la ausencia de motivos graves me dejaban ese mal sabor de boca en el que: Y entonces… ¿por qué me ha dolido así de fuerte? Pues por lo visto existen muchas más razones por las que suceden los cólicos postsexuales.“El dolor con o después del coito (llamado dispareunia) altera sobre un par de posibles afecciones o enfermedades subyacentes.

” Si te sucede a menudo, te recomiendo no dudes en acudir “de inmediato” al especialista para descartar todas esas razones de peso.

Algunas posibles razones *Endometriosis. Una enfermedad relacionada con la menstruación donde el tejido que crece en el revestimiento del útero crece fuera de él (donde no debería).

*Adenomiosis. Endometriosis que se encuentra dentro de la porción muscular del útero.

*Tumores fibroides. Tumores musculares benignos del útero.

*Enfermedad inflamatoria pélvica. Cuando las bacterias de transmisión sexual se propagan desde la vagina hasta el útero, las trompas de Falopio o los ovarios.

*Quistes ováricos. Sacos llenos de líquido en el ovario.

*Enfermedad del tracto urinario. Infusión en cualquier parte de tus riñones, vejiga y uretra.

*Síndrome del intestino irritable. Un trastorno que afecta el intestino grueso, causa calambres, dolor abdominal, distensión abdominal, gases, diarrea o estreñimiento.En casos de dolor frecuente, sería un aviso de infección en el cérvix e incluso una enfermedad de transmisión sexual.Aunque es muy raro, la alergia al semen existe.

Los síntomas que puedes presentar son locales, como hinchazón y picazón, o sistémicos (que se presentan en todo el cuerpo) como la sensación de una quemadura severa, secreciones o escalofríos, fiebre y presión arterial baja. Para prevenirlos, es recomendable usar condón durante el sexo o se puede tratar con medicamentos.

Ya lo sabes, vivir un orgasmo es una de las experiencias más placenteras que cualquier ser humano puede experimentar; y el dolor no tiene cabida en ese instante mágico. Si sufres molestias de ese u otro tipo, por muy insignificantes que te parezcan, lo mejor es buscar ayuda profesional y dejarte asesorar.

Cuando duele la zona baja de la barriga después de un orgasmo, y se produce en un momento concreto del mes, es recomendable fijarse en qué día del ciclo menstrual nos encontramos, para poder facilitar más información al especialista.A veces obtener un orgasmo puede reducir la tensión o la molestia de la menstruación.

Pero también, como en mi caso, puede acentuar un dolor si nos encontramos en el momento de la ovulación. Por lo visto llevaba un retraso importante provocando una vaginosis, que inflama las paredes de la vagina y contrae los músculos (vaginitis).

Sea como fuere, ten siempre presente que el sexo no es solo penetración, hay mil cosas –maravillosas– que podemos hacer y que nos dan mucho gustito; procura no obsesionarte con obtener un orgasmo a pesar del dolor.Nada tiene que ver con que estés lo suficientemente excitada o no, eso es un mito misógino más.Lo básico es la comunicación, tanto con la pareja como con el médico.

Sentirse comprendidas por el mero hecho de tener el diagnóstico correcto puede ayudar a mejorar y aliviar el dolor mucho.La anticipación de dolor hace que se contraigan los músculos de la vagina, lo que puede provocar dolor durante la penetración. De esa manera, se crea un círculo vicioso que se retroalimenta y, que no, no tiene como causa el tamaño del pene.

Recuerda. El médico es quien podrá determinar la causa, y si es por una enfermedad, determinar el tratamiento a seguir. Si no es así, te ayudará a hablar con un profesional de la psiquiatría.

Comentarios