Carlos Perales Barrera

Estudiante de la maestría en ciencias biomédicas y de la salud

La diabetes se ha definido como un desorden metabólico caracterizado principalmente por una hiperglicemia crónica (aumento de la glucosa en la sangre), aunado a una alteración en el metabolismo de los carbohidratos, proteína y lípidos, todo eso como resultado de un defecto de la secreción o acción de la hormona insulina, debido a procesos donde se ven destruidas las células beta del páncreas o bien porque existe una resistencia a la acción de la insulina.
Actualmente, en materia de epidemiología se estima que aproximadamente 415 millones de personas en el mundo tienen diabetes, es decir, 8.8 por ciento de los adultos de la población mundial. A nivel nacional, según los datos proporcionados por la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 mostraron que, del total de la población de adultos en México, 9.4 por ciento (10.3 por ciento de las mujeres y 8.4 por ciento de los hombres) reportó tener un diagnóstico previo de diabetes por un médico. Las cifras evidencian la problemática de salud que acarrea esa enfermedad.
Debido a que la diabetes es una enfermedad multifactorial, es decir, que no tiene una única causa que desencadene su desarrollo en el organismo humano, es importante disminuir los factores de riesgo que la propician, como el sobrepeso, el consumo de alcohol y tabaco, la inactividad física y otros aspectos propios de una vida sedentaria.
Al respecto, tanto la Organización Mundial de la Salud como la Federación Internacional de Diabetes proponen diversas estrategias enfocadas a mejorar el estilo de vida de las personas, ya sea para prevenir o tratar la diabetes; esas recomendaciones van desde realizar al menos 150 minutos a la semana de actividad física aeróbica moderada, hasta aumentar el consumo de verduras y cereales integrales en la dieta habitual, con la finalidad de ayudar a disminuir tanto los niveles de glucosa en la sangre como generar una pérdida de hasta 10 por ciento del peso corporal.
No debemos olvidar que está en cada uno cuidar nuestra salud y que hasta el más pequeño de los cambios positivos puede producir beneficios a corto y mediano plazo en el estado de salud.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios