Cometen corporaciones de seguridad tortura y violencia sexual contra mujeres: AI

845

ALAN JIMÉNEZ SOTO
Pachuca

De 100 casos examinados por torturas y malos tratos de corporaciones de seguridad contra mujeres, la Ciudad de México, Estado de México y San Luis Potosí son las entidades donde más se vulneraron los derechos humanos de este sector bajo el indicio de pertenecer al crimen organizado.
Amnistía Internacional (AI) bajo su reporte Sobrevivir a la muerte: Tortura de mujeres por policías y fuerzas armadas en México, refiere que de los casos analizados, 59 los realizó la Policía federal, 16 fueron por elementos estatales, 14 por el Ejército, 10 por efectivos de la Marina y cinco la Policía municipal, donde el mayor factor de esas detenciones es por acusaciones de pertenecer al crimen organizado y por delitos de narcotráfico.
Las 100 entrevistas realizadas a esas mujeres se desarrollaron en 19 estados de la República, donde no figura Hidalgo. La mayoría de los incidentes, y en donde se encontraron los focos rojos, ocurrieron en la Ciudad de México pues se contemplan 19 casos, el Estado de México acumula 15 y San Luis Potosí 11. Esas detenciones datan de 2011.
La organización internacional manifestó que “durante más de dos años, pese a las peticiones realizadas, no ha podido obtener información oficial y datos desglosados por género sobre el número de denuncias de tortura y otros malos tratos presentados a nivel federal”.
Las otras entidades donde se constataron las detenciones de las mujeres entrevistadas están en orden de mayor a menor incidencia: Coahuila, Tamaulipas, Tabasco, Zacatecas, Guerrero, Nuevo León, Veracruz, Campeche, Jalisco, Aguascalientes, Baja California, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca y Puebla.
“De las 100 mujeres entrevistadas por AI, 33 por ciento había sido acusado de formar parte de grupos de delincuencia organizada, 23 por ciento de delitos de narcotráfico, 22 por ciento de secuestro y 14 por ciento de posesión ilegal de armas de fuego”, refiere el documento.
AI expone que en esos casos se presenta la figura de la discriminación, ya que ante el contexto de las mujeres entrevistadas por la organización se presenció que disponen de pocos ingresos, nivel educativo bajo además de que la mayoría son madres solteras, situación que ante las autoridades las vulnera.
“Las numerosas capas de discriminación que sufren estas mujeres se entrecruzan de una manera que las margina aún más e incrementa el peligro de que sean víctimas de abusos y violaciones de derechos humanos”, explicó AI.
Entre las prácticas habituales que ejercen las instituciones de seguridad contra las mujeres se encontró que 93 por ciento de las entrevistadas recibió golpes al momento de su detención; de las mismas, 41 por ciento dijo que habían sido semiasfixiadas con una bolsa de plástico u otro objeto.

Violencia sexual como tortura

Otra de las prácticas violatorias de los derechos humanos ejercidas contra las mujeres en este tema es la violencia sexual, 72 por ciento fue víctima de ese tipo de agresión.
En el reporte, AI indicó que en 33 de los 100 casos se aplicó la violación como medida de tortura por parte de las corporaciones de seguridad, de los cuales la Marina en 80 por ciento de sus arrestos utilizó la violación como medio de tortura, la Policía municipal en 60 por ciento incurrió en ese acto. En cuenta a la Policía estatal y el Ejército, en la mitad de sus arrestos incurrió en violación.

Comentarios