Las fiestas decembrinas terminaron y la vida debe volver a la normalidad, ello incluye a los temidos pagos. La mañana de ayer, fueron varios los que hicieron largas filas de hasta una hora para cumplir con su servicio de energía eléctrica. Las filas para pagar o pedir prestado (para liquidar) en las casas de empeño son típicas de la cuesta de enero. Tenencia y otros impuestos se suman también a la larga lista de responsabilidades por cumplir

Comentarios