Cómo vencí al Covid-19

3156
entrevista

Pachuca.- Pese a pasar 15 días hospitalizada casi sin poder respirar y en un estado de salud grave, para doña Tere, madre de dos hijos y abuela de dos nietos, rendirse ante el Covid-19 nunca fue una opción; siempre estuvo convencida que saldría adelante de la enfermedad.

Al pie de su cama y aún con oxígeno, pero feliz de estar finalmente en su casa, la mujer de 61 años contó cómo logró vencer al virus gracias al apoyo del personal médico, su fe en Dios y sobre todo, su voluntad para no dejarse rendir ante el mal que la quejó.

Con un poco de dificultad para hablar, producto todavía de las complicaciones para respirar, la originaria de Actopan, pero radicada en Pachuca, explicó que fue el 25 de mayo cuando los síntomas comenzaron, primero como un malestar leve que después incrementó.

“Inició con un ligero el dolor de articulaciones, luego el sabor de la comida no lo captaba, pero después vino la fiebre alta de hasta 38.8 grados y una tos fuerte, fue entonces cuando me llevaron a hacer la prueba, me la dieron cuatro días después y salió positiva.

» Sin embargo, doña Tere relató que el temor producido por la desinformación que existe en redes sociales, así como el miedo a perder contacto con su familia, la llevó a resistirse en un primer momento de acudir al hospital, pero finalmente aceptó.

“No quería ir porque sentía que si entraba ya no salía, por los rumores, también tenía miedo de perder el contacto con mi familia y no saber cómo estaban ellos, pero ya me estaba faltando la respiración y decidir ir.

” En la clínica uno del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue donde personal médico y enfermeras le brindaron lo que describió como un trato excepcional, pues desde su llegada le dieron tratamiento para el padecimiento y además, se volvieron sus amigos y aliados.

“La atención fue muy buena, enfermeras y médicos pasaban tres o cuatro veces al día para valorarnos; nos daban ánimos, nos decían ‘échele ganas, va a salir adelante’, y las enfermeras nos hacían llegar mensajes de la familia, con eso nos sentimos más tranquilos.

” Aun así, doña Tere comentó que fueron momentos de mucha incertidumbre, su condición era grave y pese al tratamiento no lograba saturar al 90 por ciento ni con 10 litros de oxígeno, lo que significaba que posiblemente tendrían que entubarla; no obstante, estaba convencida que no dejaría vencerse por la enfermedad.

“En todo momento estuve firme, por mi cabeza nunca pasó el que no fuera a salir, mi pensamiento era que tenía que estar con mis hijos, con mi familia, tenía que volver a verlos, y yo creo que Dios obró milagros en mí, porque al día siguiente fui mejorando.

” Tras su mejora progresiva, fue dada de alta y regresó a su casa con su familia, donde su recuperación continúa con oxígeno pero puede respirar más por cuenta propia. Ahora, asevera estar feliz y agradecida por esta nueva oportunidad que le dio la vida, y llama a quienes estén pasando por una situación similar a no perder la fe.

“Yo creo que Dios nos deja aquí por algo, porque todavía tenemos una misión que cumplir en esta vida y eso quiero hacer; estoy feliz y agradecida, y a quienes pasen por esto les digo que sean fuertes y siempre tengan fe, porque sí se puede salir y vencer al Covid.”

Comentarios