No resulta extraño lo que encontró la agrupación Acción Ciudadana Frente a la Pobreza en Hidalgo: que el voto se compra hasta en 500 pesos. Frente a una elección en la que el PRI podría caer hasta el tercer lugar de las preferencias electorales, como sucedió en 2006 con su candidato Roberto Madrazo, el partido oficial echará mano de todos los recursos a su alcance, incluida la compra del voto con dinero en efectivo o haciendo uso electoral de programas sociales. Acción Ciudadana Frente a la Pobreza es una asociación conformada por 66 organizaciones que para este proceso ya recibe denuncias a través de la plataforma denominada democraciasinpobreza.mx. Del 15 de abril a la fecha ha recibido 128 reportes en todo el país e Hidalgo es uno de los estados en donde han detectado ese tipo de trampas. Nuestro estado es proclive a la compra del voto porque sigue siendo un estado pobre cuya población es carne de cañón para traficantes de la pobreza. Los gobiernos en el poder saben que puede coaccionarse el voto y por ello la dotación de programas sociales previo a las elecciones se intensificó, como detectó esa organización ciudadana y como fue evidente y plausible en distintos actos del gobierno estatal. Frente a ello queda la denuncia y las instituciones creadas para tal efecto, pero también es necesario dar a conocer esas trampas que forman parte de una maquinaria que se resistirá a entregar el poder a través del voto en las casillas. De filón. Afortunadamente la sociedad no fue indiferente al feminicidio de la pasante de medicina Stephania Rodríguez Islas, quien fue hallada muerta en un paraje de Chapulhuacán. Ayer marcharon cientos, no solo por las principales calles de Huejutla, sino también por arterias de Pachuca, para clamar justicia y exigir el esclarecimiento del asesinato.

Comentarios