Con Calderón y García Luna México fue narcoestado: AMLO

333

Añadió que hay procesos abiertos en contra del extitular de la Agencia Federal de Investigaciones y del exjefe de la división de inteligencia de la Policía federal

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que hay procesos abiertos en contra de Luis Cárdenas Palomino, extitular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), y Ramón Eduardo Pequeño García, exjefe de la división de inteligencia de la Policía federal (PF), excolaboradores de Genaro García Luna.

Durante su conferencia de prensa matutina, también aseguró que existen periodistas que conocieron y tuvieron relación con “estos personajes” y por eso salen en su defensa en los medios. “Hay periodistas famosos actualmente que los defienden”, manifestó.

“Imagínense en qué situación estaba en el país. Llegó a hablarse de un narcoestado”, señaló el mandatario al recordar que García Luna era el secretario de Seguridad Pública federal con Felipe Calderón Hinojosa. “Yo en ese entonces, sinceramente, pensaba que no era correcto clasificar de esa manera al Estado mexicano, pero luego con todo esto que está saliendo a relucir, pues sí”.

“Se está hablando de un narcoestado porque estaba tomado el gobierno. Quienes tenían a su cargo combatir a la delincuencia estaban al servicio de la delincuencia. Mandaba la delincuencia, tenía una gran influencia la delincuencia. Era la que decidía a quién perseguir y a quién proteger.”

Desde el salón tesorería de Palacio Nacional, López Obrador consideró que ese tema debe “atenderse para que no se repita nunca jamás”, pues tiene que “haber una línea divisoria entre autoridad y delincuencia, no mezclarse, que no haya contubernio porque entonces estamos desprotegidos todos. Nos quedamos en estado de indefensión. Estamos en manos de la delincuencia”.

“En el caso del combate a la delincuencia. ¿Qué podemos esperar si hay contubernio entre delincuencia y autoridades? No hay ninguna posibilidad de garantizar la paz de esa forma, mientras no se acabe con la impunidad. Fue el colmo que el secretario de Seguridad Pública del gobierno federal se haya involucrado y haya transado con uno de los grupos delictivos. Toda esta red que se creó. ¿Entonces qué tanto son responsables los expresidentes? Pues eso va a salir de las investigaciones”, subrayó.

“¿La UIF investiga las cuentas del expresidente?”, le cuestionó una reportera.

“No, no, no, porque la UIF investiga a partir de que hay una solicitud de la fiscalía. En este caso no existe ninguna solicitud de la Fiscalía y también yo les recuerdo que he fijado mi postura de que para enjuiciar a los expresidentes se requiere una consulta. Que sean los ciudadanos los que decidan”, respondió AMLO.

Por otra parte, reiteró que Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), desde hace meses recibió instrucciones para que “no se permita que trabajen en el actual gobierno personas que se hayan desempeñado durante el tiempo en que García Luna fue secretario de Seguridad Pública, en el tiempo que él estuvo como funcionario”.

De acuerdo con el jefe del Ejecutivo federal, se tomó esa medida “porque es un asunto realmente vergonzoso el que actuara como secretario de Seguridad Pública del Gobierno federal y al mismo tiempo protegiera a una de las bandas del crimen organizado, como está quedando de manifiesto”.

López Obrador consideró que ese tema debe “atenderse para que no se repita nunca jamás”, pues tiene que “haber una línea divisoria entre autoridad y delincuencia

Comentarios