CON LLUVIA RECIBEN A DIFUNTOS

165
lluvia,panteón

La lluvia cae y los visitantes al panteón continúan

Algunos amenizan su estancia con banda de viento, mariachis o tríos huastecos

Pachuca.- A pesar de la lluvia, cientos de personas arriban al panteón municipal de Pachuca para visitar las tumbas de sus familiares, algunos amenizan su estancia con banda de viento, mariachis o tríos huastecos.

Un cielo gris y gotas de lluvia reciben a los difuntos en el día en que regresan a la Tierra para disfrutar las ofrendas que los vivos les dejan, tanto en sus hogares como en el camposanto.

Quienes visitan más de una tumba buscan los manojos grandes de flores de cempasúchil y mano de león, los cuales venden en la Avenida 6 de la colonia Plutarco, frente al panteón, cuyos costos oscilan entre 100 y 130 pesos; los que solo van a un sepulcro compran los ramos de 30 o rosas de hasta 100 pesos en los puestos de afuera del cementerio.

lluvia,panteón

En la entrada del camposanto, una catrina del lado izquierdo y un catrín del derecho dan la bienvenida, junto con un gran arco de flores de cempasúchil; los cientos de visitantes caminan a lo ancho de la avenida principal, ya que el acceso a los autos se habilitó por la parte de arriba.

Pasos adelante, dos hombres ambientan con una marimba, una mujer y un hombre con un güiro en la mano piden a los transeúntes cooperación por la música; en seguida, dos personas, una a la que le falta un pie y otra sin ambas extremidades, piden una ayuda económica.

Conforme se avanza para llegar a las tumbas, dos filas de hombres, mujeres y niños, una de cada lado, con cubetas y utensilios de limpieza, ofrecen sus servicios para llevar agua, tal vez la lluvia que en ratos arrecia les echó a perder el negocio.

lluvia,panteón

Como si fuera una procesión, decenas de personas van de salida, pues llegaron antes de mediodía a visitar a sus difuntos, y muchas más arriban al lugar; a la distancia, se escuchan diversas melodías para recordar a los seres queridos fallecidos, unas con banda de viento, otras con mariachi y otras con tríos huastecos, todos entonan las canciones que les piden los deudos.

La lluvia se calma por un rato, da oportunidad de acomodar las flores, pero después de unos minutos se hace más intensa para regar naturalmente las tumbas de tierra o lavar las lápidas. Nadie corre, todos se quedan a hacer los rituales de cada año, muchos salen y otros más llegan como cada año en el Día de Muertos.

lluvia,panteón

  • Un cielo gris y gotas de lluvia reciben a los difuntos en el día en que regresan a la Tierra para disfrutar las ofrendas que los vivos les dejan, tanto en sus hogares como en el camposanto

Comentarios