Con semáforo naranja, celebran primeras comuniones en Mixquiahuala

706

BÁRBARA SÁNCHEZ ÁLVAREZ/Mixquiahuala.- Tras cinco días de declararse el semáforo epidemiológico naranja en Hidalgo, autoridades eclesiásticas de Mixquiahuala celebraron las primeras comuniones en la capilla abierta.

Desde las 11 horas de ayer, el recinto ya se encontraba lleno de paterfamilias e hijos que acudían juntos a celebrar su consagración.

En la entrada los recibían con un medidor de temperatura, gel antibacterial y, obligatorio, uso de cubrebocas para entrar y tomar asiento en sus sillas destinadas previamente.

Y aunque la capilla es bastante amplia, la reunión fue efectuada con apenas algunos centímetros de separación entre sillas.

Sin importar que los espacios de culto estén restringidos a un 25 por ciento de capacidad, la ceremonia fue celebrada con la misma cantidad de personas que en años anteriores.

En el lugar no había ningún agente de Seguridad Pública o de Protección Civil (PC), por lo que nadie se aseguraba que las medidas sanitarias fueran cumplidas al pie de la letra.

Comentarios