ENCIENDEN EL CAPITOLIO

357
discurso ,Capitolio ,Donald Trump

Concluye discurso en el Capitolio con claras tensiones

En su ingreso del mandatario al recinto, Donald Trump negó el saludo a la dirigente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi

Washington.- El presidente de Estados Unidos Donald Trump dio ayer el tradicional discurso del Estado de la Unión en el Capitolio de Washington, donde fue evidente su enemistad con los demócratas y con la dirigente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

A un día de la votación final en el Senado para definir el rumbo del juicio político, también conocido como impeachment, en contra del presidente, su encuentro con la líder demócrata que dio inicio al proceso legislativo donde se debate su destitución fue inevitable.

El ingreso del mandatario al recinto emblemático para la historia estadunidense estuvo marcado por un acto carente de diplomacia, donde el Ejecutivo negó el saludo a Pelosi, quien se encontraba también en el estrado principal como representante de la Cámara Baja, a un lado del dirigente senatorial.

El discurso, que trató de manera prioritaria el crecimiento económico, la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la primera fase del acuerdo comercial con China, la creación de empleos y los beneficios generados para las grandes compañías, fue ovacionado con gran entusiasmo por los republicanos y el gabinete de Trump.

No obstante, los asientos de los demócratas, quienes en su mayoría vestían de blanco y solo hacían expresiones de descontento ante las declaraciones relacionadas con apoyo a programas sociales, migración, fuerzas armadas y beneficios en materia de educación o salud, se reservaron sus aplausos o comentarios positivos.

Los últimos minutos del discurso del Estado de la Unión permitieron a la bancada demócrata un acto simbólico de respuesta y cierre al diálogo con el Ejecutivo en el momento en que Nancy Pelosi rompió el discurso del presidente frente a las cámaras y previo a su retiro del pleno del Capitolio.

Trump siguió el protocolo correspondiente al tradicional evento que los distintos mandatarios han otorgado anualmente desde 1790, donde refieren los logros o avances de su gestión y el cual se encuentra establecido en el artículo segundo, sección tercera, cláusula uno de la Constitución de Estados Unidos.

  • Los demócratas solo hacían expresiones de descontento ante las declaraciones y se reservaron sus aplausos o comentarios positivos
discurso ,Capitolio ,Donald Trump

Comentarios