Concluye Festival de San Sebastián

225
FESTIVAL

La jornada consistió en más de una semana de cine de autor en un año marcado por los protocolos sanitarios y la participación de títulos seleccionados con el sello de Cannes

San Sebastián.- Ayer terminó el 68 Festival de San Sebastián, una cita que comenzó el 18 de septiembre con la proyección de Rifkin’s festival, de Woody Allen, como película de inauguración de la sección oficial.

La jornada consistió en más de una semana de cine de autor en un año marcado por los protocolos sanitarios y la participación de títulos seleccionados con el sello de Cannes, que este año no pudo celebrarse.

Con un aforo reducido, una selección menguada y sin alfombra roja, San Sebastián ha firmado un evento sin muchas estrellas, pues Johnny Depp, Matt Dillon y Viggo Mortensen fueron los nombres más célebres, pero con un gran nivel competitivo.

La bonaerense Natalia Meta fue la encargada de abrir la sección horizontes latinos con su segundo largometraje: El prófugo, un filme de terror con ecos de giallo elegido previamente en la Berlinale. La realizadora utilizó la luz, sonido y montaje para crear un clima de ambigüedad y hacer que su protagonista transite entre el miedo y la locura.

Desde Georgia llegó Beginning, de la directora novel Dea Kulumbegashvili, una de las apuestas más radicales y polémicas de la sección oficial. Con una puesta en escena de poco más de una veintena de planos, la mayoría fijos, provocan la incomodidad del espectador a través de un relato de violencia soterrada que acaba estallando.

Hubo un aforo reducido, una elección menguada y sin alfombra roja

Comentarios