Concluye temporada Camerata del IA

727
karen

MIREIA MENDOZA NOLLA
Mineral del Monte

La Camerata del Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) cerró el lunes su temporada de conciertos enero-junio 2018 con un concierto que entusiasmó a los más de 100 espectadores que concurrieron en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Mineral del Monte.
Dirigidos por María Eugenia Tirado, así como por el venezolano Alejandro Quilarque, quien estuvo trabajando con los jóvenes músicos durante las últimas semanas como director invitado, los instrumentistas ofrecieron un repertorio que incluyó el Divertimento en Re mayor de W A Mozart y la Sinfonía para cuerdas No 5 en Si bemol de F Mendelssohn, en una hora de música que trasladó al público del clasicismo al romanticismo de la mano de un dúo de célebres compositores, y que culminó con un alud de aplausos, la petición de un encore y parte del público en pie.

Los más de 30 jóvenes del programa académico de música que conforman la agrupación, mostraron de ese modo, no solamente sus grandes habilidades como diestros del arte sonoro, sino también una cohesión grupal que se vio reforzada durante todo junio, a través de un seminario orquestal intensivo que abordó el estudio y el montaje de obras de Mozart, Mendelssohn y Boccherini.

Al evento, además de parte de la población realmontense que se mostró entusiasmada por el desempeño de la orquesta de cámara representativa del Instituto de Artes de la máxima casa de estudios de la entidad, se dieron cita la directora del IA Érika Villanueva, así como el director artístico de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) Gaétan Kuchta. De igual modo, y en atención al vínculo generado durante los últimos meses entre el Instituto de Artes y el municipio que lo acoge, también se hicieron presentes los integrantes del Consejo Regulador del Patrimonio Cultural Real del Monte-Cornwall AC, quienes, entre otros asuntos, tienen a cargo la organización del Festival Internacional del Paste, en el cual este año colaborarán estrechamente el referido instituto y la dirección de promoción cultural de la Autónoma de Hidalgo.

Al término del evento, quien lidera el IA manifestó que el instituto está orgulloso del desempeño de los integrantes de la Camerata y de su directora, agregando que es el compromiso con el estudio y el amor por la música lo que hace que el trabajo en equipo mostrado proyecte profesionalismo y calidad; por su parte, quien lleva la batuta de la OSUAEH compartió que resulta muy agradable ver un proyecto grande cuajado, además, en el período en que la mayoría del estudiantado ya no tiene clases “creo que parte del repertorio resulta bastante difícil, pero ha supuesto un buen reto bien resuelto para estos jóvenes músicos… Ver a los chicos sufrir pero a la vez disfrutar y buscar interpretar de la mejor manera posible música muy complicada de grandes compositores resulta muy interesante y satisfactorio”, refirió el director de la sinfónica universitaria. Asimismo, comentó que tocar música de cámara es muy complicado porque deja más al descubierto la interpretación personal de cada músico, al no estar arropados por muchas secciones o compañeros, “a diferencia de lo realizado en una sinfónica, se trata de un trabajo muy íntimo que la maestra María Eugenia lleva a cabo muy bien, por lo que les auguro un muy buen futuro”, concluyó Kuchta.

Por su parte, los espectadores también reafirmaron las críticas positivas: “Me parece excelente que se hagan eventos que involucren a la gente del municipio en actividades artísticas, estuvo muy bien organizado y fue muy agradable ver a estudiantes que tienen la posibilidad de presentarse frente al público, generando así experiencia en su ámbito profesional. Personalmente, estoy muy contenta de haber asistido y haber podido escuchar estas piezas maravillosas”, compartió Ángeles Hernández. En ese sentido, Briseida Cerón refirió que le encantó el concierto ofrecido por la Camerata del Instituto de Artes, “pude notar potencia y claridad por parte de los directores, y el ensamble musical resultó muy claro, por lo que percibí un concierto maravilloso que debe contar con bastante proceso de ensayo y entendimiento, tanto de los estudiantes instrumentistas como de los docentes especializados. …Las interpretaciones me conmovieron sobremanera… y el concierto completo reflejó no solo armonía musical sino también una maravillosa relación humana entre músicos, directores y espectadores, quienes disfrutamos por completo el recinto y el concierto”. Aunado a ello, quien funge como académica en el multicitado instituto, manifestó que la diversidad del público asistente fue ejemplo del carácter de patrimonio de la humanidad que se le puede otorgar a la música de concierto.

Con ese concierto, y tras haber difundido durante el presente semestre su calidad musical en Hidalgo, habiéndola extendido hasta Querétaro, la Camerata del IA da por cerrado su primer período anual de trabajo con la pretensión de generar vínculos no solamente académicos y artísticos sino sociales, cubriendo con eso último una función de culturización medular para el alma mater hidalguense.

Comentarios