El gobernador de Morelos Graco Ramírez Abreu rechazó que los residuos sólidos que envía su estado para ser incinerados por la cementera Cruz Azul sean dañinos para la salud e invitó a quienes se oponen para que conozcan cómo es el proceso.
Ramírez Abreu visitó ayer Pachuca donde se reunió con empresarios y con el gobernador del estado Francisco Olvera. Durante su estancia, dialogó con representantes de medios de comunicación, entre ellos Libre por convicción Independiente de Hidalgo.
Previo a la visita del mandatario, el año pasado, el Frente de Comunidades en contra de la Incineración, que pertenece a la Alianza Global para Alternativas a la Incineración, manifestó su preocupación sobre la posibilidad de que la empresa Sociedad Cooperativa Cruz Azul y el gobierno de Morelos firmaran un convenio para enviar a los hornos de la cementera un aproximado de mil toneladas de residuos sólidos urbanos que serían convertidos en combustible para la planta ubicada en Tula.
Mediante un comunicado difundido a través de la página web www.no-burn-org, la Alianza Global advirtió que el proyecto no debía ser echado a andar porque traería consecuencias para la salud de las personas que viven cerca de la cementera. Alertaron que podría traer problemas respiratorios, conjuntivitis y enfermedades de la piel, “y a la largo plazo porque los daños a la salud y el ecosistema son irreversibles y exponenciales en las comunidades cercanas a las plantas cementeras que llevan a cabo estas prácticas”.
Cuestionado sobre la resistencia al proyecto, el mandatario morelense se defendió y argumentó que existe un proceso previo en el que los residuos contaminantes son separados antes de ser trasladados a territorio hidalguense.
Explicó que construyen plantas de valorización, de las cuales ya son cuatro las que trabajan con desechos sólidos. En Morelos, agregó, tienen el propósito de cerrar los rellenos sanitarios; alcanzar cero emisiones de gas metano y cero contaminación de subsuelo con lixiviados “y lo que estamos planteando hoy día mediante el convenio con Cruz Azul es generar de esta selección de desechos sólidos los que sirvan para sus hornos”.

El proyecto va adelante

El mandatario, quien caminó por el parque Ben Gurión en compañía del dirigente estatal de Coparmex Sergio Baños Rubio, abundó sobre el convenio de su gobierno con Cruz Azul, del cual no se han dado muchos detalles. Dijo que tanto municipios como el gobierno del estado definieron la inversión que se ha visto traducida en cuatro “plantas de valorización”.
Quien fuera senador de la República, estudiante activista en el movimiento de 1968 y militante de partidos de izquierda durante toda su vida, no ocultó su simpatía por la cooperativa Cruz Azul, de la que manifestó es una empresa “que nos gusta mucho”, pues es una empresa social, una cooperativa.
Eso en particular lo llevó a trabajar con Cruz Azul, “por la afinidad, por la amistad también que tengo con Billy Álvarez desde hace muchos años”. Subrayó que optó por trabajar con la cooperativa pues, además de que la admira, “es un proyecto social importante y paradigmático en la economía del país, exitoso. Por eso estamos trabajando de la mano con ellos, seguimos en ese compromiso”.
Sobre las posibles repercusiones a largo plazo, sobre todo para la salud, que ha denunciado la Alianza Global para Alternativas a la Incineración, Graco argumentó que la planta de valorización no permite que transmitan o lleven partes u objetos de desechos contaminantes.
Los desechos de alto riesgo, explicó, son separados; lo que se puede reciclar y lo que puede ser renovado orgánicamente se separa. Luego, lo último que queda en calidad de ser combustible se compacta y hacen una especie de pacas para poder meterlas a los hornos. Y luego retó: “quienes están hablando de esta emisión o contaminación, los invitaría a que conocieran los procesos de valorización desde Morelos para que vieran que no enviamos ningún desecho contaminante ni tóxico”.
Precisó que las plantas con las que trabajan en Morelos son italianas, “de alta tecnología, muy sofisticadas”, y que con ellas seleccionan la basura “de manera muy responsable”. Insistió: “no estamos mandando desechos tóxicos a Hidalgo, estamos mandando lo que ya está tratado y valorizado, que no es contaminante y se puede enviar perfectamente para combustible”.

Escudo centro, sí funciona

Sobre la estrategia Escudo centro, que inició al principio de la administración de Miguel Ángel Mancera y que involucró tanto a Morelos como a Hidalgo, el mandatario narró que ha funcionado bien y que han aprendido de las experiencias positivas de cada estado.
Puntualizó que Morelos dejó de ser un estado con una grave crisis de inseguridad y ahora es receptora de inversión. Con la Ciudad de México han sido exitosos los operativos para desmantelar bandas de secuestradores que delinquían en el área del Ajusco y Chichinautzin, entre los límites de la Ciudad de México y Morelos.
Resuelto y conciso en sus respuestas, Graco, quien la semana pasada se destapó como aspirante a la presidencia de la República mediante una hipotética alianza PAN-PRD, dijo que en Hidalgo, con el gobernador Francisco Olvera, resolvieron vigilar las casas de empeño de la entidad, pues descubrieron que el producto de robos en domicilio o en vía pública, terminaban en esos lugares, “aquí acordamos esta política propuesta de Francisco Olvera”.
También indicó que con el cobijo del Escudo centro construyeron una política compartida, en la que buscaron una homologación jurídica que combatiera los mismos delitos con la misma penalidad, “para que no encuentren refugio en alguna entidad donde sea delito de menor grado y en otra sí; para eso estamos trabajando: para homologarnos”.
Ante la premura de la agenda, se le preguntó al mandatario si trataría algún asunto en particular con el gobernador Francisco Olvera. Declaró que no abordaría algún tema en particular, pero que aprovecharía para “seguir cultivando una amistad” y una relación construida al amparo del periodo que compartieron ambos mandatarios en la Conago.
Graco Ramírez informó que gracias al respaldo del centro patronal de Coparmex y los empresarios involucrados, se llevará a cabo en Morelos la 65 reunión nacional de emprendedores. Subrayó que gracias a que Morelos dejó “el top ten” de las entidades más inseguras, ahora es atractivo para el florecimiento de las ciencias, la tecnología y la innovación.

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorErika Dobosiewicz, una polaca enamorada de México
Artículo siguienteExigen elecciones extraordinarias a TEH
Periodista desde hace más de una década y director del diario Libre por convicción Independiente de Hidalgo. Es licenciado en comercio exterior por la UAEH y licenciado en lengua y literaturas hispánicas por la UNAM. Colabora como articulista en el diario que dirige y también en el portal SDPnoticias.com. Fue reportero en el semanario Aljibe y Síntesis Hidalgo. Trabajó para los periodistas Ricardo Alemán y Estela Livera en un programa de investigación. En 2007 ingresó a trabajar a Bermellón, Edición e Imagen, despacho donde se desempeñó como jefe de redacción hasta 2009. Es colaborador de la editorial Elementum desde 2010.