Conflicto entre cementeras y ayuntamiento debe apegarse al marco legal: Sedeco

686
romo, cementeras

• Ante negativa del ayuntamiento de recibir pago predial

Pachuca.- El conflicto que mantienen compañías cementeras con el municipio de Atotonilco de Tula por el cobro del impuesto predial, debe apegarse al marco jurídico, señaló en entrevista el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), José Luis Romo Cruz.

Respecto al conflicto que derivó incluso en una amenaza de clausura a las empresas por parte del ayuntamiento, el funcionario declaró:
“Nosotros hemos tenido conversaciones con las cementeras y lo que hemos platicado es que traten de apegarse al marco jurídico, si es el que corresponde a la decisión que tiene el municipio habría que discutirlo, lo que si no se puede es tomar decisiones al margen de la ley”, dijo.

Señaló que el tema debe ser analizado jurídicamente y en su momento la razón será otorgada a quien le corresponda.

“Todo se tiene que inscribir a lo que marca, el ejercicio de la ley o el dictamen toma su tiempo y en el caso de que sea en uno u otro sentido, se tiene que acatar”, indicó.

Fue en junio pasado, cuando el presidente de Coparmex Hidalgo, Ricardo Rivera Barquín y representantes de diversas cementeras informaron en conferencia de prensa que se había agudizado dicho conflicto.

Lo anterior, ante la negativa del Ayuntamiento a fundamentar el cobro del Impuesto Predial en base a las Tablas Catastrales aprobadas por el Congreso del Estado para el cálculo de dicho pago, además de pretender alzas hasta del 300% en el cobro e insistir en su amenaza de cerrar empresas.

Acompañado en esa ocasión de representantes de la Cámara Nacional Cementera, Luis Guillermo Colín; de Cementos Cruz Azul, Jorge Arteaga Godinez; de Cementos Cortaleza, Ricardo Ceballos Gamboa, y de ATCO, Alejandro Ríos Lobato, Rivera Barquín insistió en la disposición de las empresas a pagar el Impuesto Predial, pero calculado en base a la ley y de manera transparente.

Apenas esta semana, Mauricio Doehner, presidente de la Cámara Nacional del Cemento (Canacem), dijo que buscará un acercamiento con Julio César Ángeles, presidente municipal de Atotonilco de Tula, Hidalgo, quien amagó con cerrar cinco cementeras en la entidad, con el fin de llegar a un acuerdo.

De acuerdo con el líder del organismo, de cerrarse las cementeras podría haber una afectación a la actividad económica del estado, donde actualmente se generan mil 500 empleos.

Respecto al pago de los prediales, Doehner recordó que ha sido voluntad de las empresas pagar, pero no se les ha querido recibir.

Comentarios