Confusión por estado de salud de Trump

215

Ciudad de México.- Confusión y preocupación. Eso dice The New York Times. Los signos vitales del presidente Trump fueron “muy preocupantes” durante el último día que estuvo en la Casa Blanca, agrega, y no está fuera de peligro. Se lo dijo al diario el jefe de gabinete, contradiciendo una imagen más optimista pintada por los médicos del presidente en la televisión minutos antes.

Si bien los médicos sostuvieron que Trump estaba “muy bien” y de “un humor excepcionalmente bueno” después de su primera noche en el hospital con el coronavirus; Mark Meadows, el jefe de personal, brindó una evaluación más sobria y advirtió que los próximos dos días serían fundamentales para determinar el resultado de la enfermedad.

Así se lo dijo al Times: “Los signos vitales del presidente durante las últimas 24 horas fueron muy preocupantes y las próximas 48 horas serán críticas en términos de su atención”.

Frente a periodistas, Meadows, quien está en el centro médico militar nacional Walter Reed, a donde el presidente fue trasladado en avión el viernes por la noche y permanecerá durante al menos unos días, alertó: “Todavía no estamos en un camino claro hacia una recuperación completa”.

“Los comentarios de Meadows se atribuyeron a una persona familiarizada con la salud del presidente en un informe conjunto enviado a los periodistas de la Casa Blanca de acuerdo con las reglas básicas que estableció para la entrevista”, dice The New York Times.

“Pero un video publicado en línea capturó a Meadows acercándose a los reporteros de la piscina afuera de Walter Reed luego de la sesión informativa televisada de los médicos y pidiendo hablar extraoficialmente, dejando en claro quién era la fuente no identificada.”

Meadows dijo que el mandatario no está aún “en un camino claro hacia la recuperación”, unas cautelas que también mostraron miembros del equipo médico del hospital Walter Reed ayer en su rueda de prensa.

“Hemos comenzado las terapias avanzadas más temprano de lo que sucede en un paciente normal, pero por el momento es difícil decir en qué punto se encuentra (el presidente). Evaluamos la situación a diario: ¿Necesita estar aquí, qué necesita y hacia dónde va?”, señaló Sean Conley, doctor personal del presidente, quien recordó que Trump tiene factores de riesgo, como su edad (74 años) y un ligero sobrepeso.

Los médicos detallaron que vigilan muy de cerca las constantes cardíacas y de los riñones de Trump y que por el momento ambos órganos funcionan con normalidad.

Los mensajes contradictorios solo exacerbaron la confusión y las incertidumbres que rodean la situación del presidente, agregó el Times.

Trump está recibiendo un tratamiento de cinco días con el antiviral Redemsivir de Gilead Sciences y el viernes le fue suministrado el cóctel de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron.

Comentarios