Son las universidades con el sentido de intercambio de estudiantes, académicos, transferencia de ciencia y tecnología, de extensión de la cultura y en el desarrollo de programas con una perspectiva más global, las vías que permiten encaminarse hacia el futuro para construir tiempos mejores que influyan en beneficio de la sociedad. Pero existen diversos desafíos que tienen un efecto significativo a mediano y largo plazo, porque tiene que invertirse en diversos ámbitos para tener un desarrollo real como país. Porque establecer y desarrollar nuevas relaciones entre universidades, con mecanismos de cooperación entre instituciones foráneas, beneficia en general a la sociedad y por supuesto al sistema de educación superior de México.
También, en el proceso de estrechar vínculos se fortalece la figura de las universidades públicas y se consolidan genuinamente como una opción real, útil y sensata para resolver en parte los graves problemas de diversa índole que afectan a nuestra sociedad. Por ello ya no es posible tener instituciones de educación superior de calidad si no cumplen con los estándares mínimos requeridos. Por otro lado, un desarrollo genuino involucra la tendencia a mejorar la confianza en el sistema de educación superior con un concepto universal y estándares internacionales.
Por lo anterior, la tarea en un futuro cercano será cada vez mayor para avanzar hacia un sistema de financiamiento justo para las universidades, debido a que los estándares mundiales aumentarán y serán necesarias instituciones que acrediten mayor calidad.
Para ello se requiere fortalecer el patrimonio económico de las universidades, infraestructura, actividades de docencia, investigación científica y tecnológica e innovación, entre otras, y dar acceso al mayor número de jóvenes basado en sus méritos, porque actualmente existe una parálisis gubernamental en este sentido. Por otro lado, el proceso de continua internacionalización, como hasta ahora realiza la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), es muy positivo y prueba de ello fue la reunión que sostuvo el rector Adolfo Pontigo Loyola con 27 alumnos de movilidad, quienes realizan una estancia en la máxima casa de estudios, provenientes de diversos y estados de la República mexicana. Además, la institución se encuentra fuerte, ha mostrado liderazgo indiscutible y los excelentes resultados obtenidos en docencia, cultura y acceso representan un sistema sofisticado y de vanguardia con políticas claras de mejora y mecanismos sólidos que resguardan la calidad. En ese sentido, es fundamental para construir tiempos mejores, por ello es importante que el presidente del Patronato Universitario Gerardo Sosa Castelán, quien dijo “antes de cualquier candidatura, primero es la universidad, y en mi carácter de presidente continuaré apoyando a la UAEH en la gestión de recursos financieros y seguiré apoyando las actividades académicas del rector Adolfo Pontigo Loyola”, y agregó, “mi prioridad en este momento es la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, continuar con el proceso judicial sobre la autonomía y la gestión de recursos para la construcción de la Torre de Posgrado, la ampliación de la biblioteca central y laboratorios para el desarrollo y continuación de investigación en el Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería”. Apuntó: “Justamente hoy, la Auditoría Superior de la Federación entregó un dictamen con los resultados de la auditoría a la UAEH con cero observaciones”.

Comentarios