Contaminantes podrían incrementar casos de asma: especialista

963
DAÑOS
El médico Víctor Galván mencionó que la mejor opción sería evacuar las localidades aledañas al tiradero

Pachuca.-

La nube de humo tóxico que se expandió por Mineral de la Reforma y parte de la Zona Metropolitana de Pachuca, como resultado del incendio ocurrido el sábado en el basurero de ese municipio, podría dejar consecuencias a corto, mediano y largo plazo para la población.
Así lo explicó en entrevista para este diario el médico otorrinolaringólogo Víctor Galván Rodríguez, quien además mencionó que la mejor opción sería que las personas que habitan en las localidades cercanas al tiradero fueran evacuadas, pues la exposición a los contaminantes generados a partir de la quema de los desechos puede provocar daños a la salud, sobre todo en sectores vulnerables como niños, embarazadas y adultos mayores.

“El principal problema de esos contaminantes es que se van sumando, ya que en el lugar había todo tipo de materiales y todo eso se va combinando al momento que viene la nube tóxica que se generó, entonces encontraremos que quienes estuvieron cerca de la exposición posiblemente sean quienes resulten más afectados”, resaltó el también profesor investigador de tiempo completo del área académica de medicina de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Asimismo, explicó que los efectos inmediatos a la salud que la población pudo percibir derivado de dicho acontecimiento pudieron ser irritación en los ojos, conjuntivitis, nariz constipada, dolor de cabeza y garganta, así como posible falta de oxígeno en caso de que los bronquios llegaran a cerrarse como consecuencia del humo aspirado; sin embargo, en la mayoría de los casos estos son atendidos por los médicos de primer nivel.
No obstante, describió que el problema podría no concluir ahí, pues en ciertos casos los efectos a corto plazo producidos por aspirar una gran cantidad de contaminantes como los generados el pasado fin de semana conllevarían a complicaciones mayores para algunas personas, como desarrollar enfermedades del sistema respiratorio, por ejemplo el asma.

“Hay enfermedades que incrementan su intensidad con ese tipo de contaminantes, la más frecuente es el asma, entonces puede ser que con esa gran cantidad de tóxicos aumenten las crisis de pacientes que ya la tienen, es decir, su enfermedad puede hacerse más agresiva. Lo mismo podría ocurrir con los casos de EPOC, sobre todo considerando que esa zona de Pachuca tiene un alto índice de pacientes con ese padecimiento como consecuencia laboral, luego que muchos fueron mineros y por muchos años almacenaron los contaminantes de las minas”, explicó el especialista con más de 30 años en la materia.

Finalmente, Galván Rodríguez, quien además funge como presidente del Colegio de Otorrinolaringología de Hidalgo, alertó sobre los efectos a largo plazo en la salud de la población, no solo por la exposición a ese hecho que, si bien abonó, no es en su totalidad el problema de la contaminación en la capital del estado, pues dijo que existen otros como el asunto de los jales que no ha sido resuelto y los efectos de las refinerías y cementeras, entre otros.
Al respecto, expresó que dichas partículas tóxicas suelen alojarse en los tejidos, huesos y sangre del cuerpo, lo que con el tiempo conlleva enfermedades más graves y que incluso pueden ser mortales, como el cáncer.
Por lo anterior, sugirió a las personas que habitan cerca del lugar alejarse lo más posible de la nube de humo tóxica, además de seguir algunas recomendaciones como evitar las actividades al aire libre, utilizar cubrebocas, no consumir alimentos en la calle, tomar bastante agua, bañarse diariamente y comer sanamente para reforzar el sistema inmunológico.

Comentarios