Contingencia agudiza brecha laboral entre mujeres y hombres: IMCO

302
IMCO pandemia

Entre julio y agosto, las condiciones laborales mejoraron, pero el sector masculino fue el más favorecido

Pachuca.- De acuerdo con el estudio “Recuperación económica pos-Covid #MujerEnLaEconomía” del Instituto Mexicano para Competitividad (IMCO), la pandemia provocada por el virus Sars-Cov-2 ha acrecentado la brecha laboral entre hombres y mujeres.

Con base en la actualización de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), se detalló que entre 2005 y 2019 la brecha entre las tasas de participación económica para mujeres y hombres había disminuido en un 18 por ciento.

No obstante, en el transcurso de la pandemia, específicamente, entre abril y agosto, volvió a abrirse 28 por ciento.

Además, da cuenta de que el empleo en el sector femenino continúa en deterioro, toda vez que la tasa de participación económica de las mujeres en agosto disminuyó en 0.2 puntos porcentuales en comparación con julio.

Con base en la actualización de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN) del Inegi, el IMCO detalló que la brecha entre las tasas de participación femenina y masculina pasó de 33 a 34 puntos porcentuales, de tal forma que continúa una tendencia creciente desde abril de 2020.

Además, recalcó que, entre julio y agosto, las condiciones laborales mejoraron, tanto para hombres y mujeres, de acuerdo con la brecha laboral; no obstante, la tendencia es más marcada para los hombres.

Es decir, la mejoría no ha sido proporcional, puesto que los indicadores disponibles dan cuenta de que, durante agosto, la tasa de participación económica masculina aumentó 4.7 puntos porcentuales con respecto a junio de 2020 y tuvo un ligero aumento (0.6 puntos porcentuales) con respecto a julio.

En cambio, la tasa de participación económica femenina continúa disminuyendo, pasó del 39.7 por ciento en junio a 39 por ciento en agosto.

En tanto, el porcentaje de mujeres en condiciones no óptimas de empleo es mayor desde marzo y la diferencia entre ambos sexos alcanzó el punto más alto en agosto, con 11 puntos porcentuales.

De mayo a agosto, 15 de cada 100 mujeres regresaron a trabajar o mejoraron sus condiciones de empleo, pero ese indicador asciende a 20 para los hombres.

El porcentaje de trabajadoras en condiciones no óptimas de empleo es mayor desde marzo

Comentarios