Continúa clausura de establecimientos por desacato

515
clausura de establecimientos

Suman al menos cinco comercios cerrados en los últimos días

Pachuca.- La presidencia municipal de Pachuca llevó a cabo la clausura de la sucursal Coppel de plaza Bella por no acatar las disposiciones emitidas por el consejo general de salubridad, ante la pandemia del coronavirus (Covid-19), con lo que suman al menos cinco establecimientos cerrados en los últimos días.

De acuerdo con información proporcionada por el ayuntamiento, la tienda departamental seguía con la comercialización de muebles y electrodomésticos y se negaba a acordonar las áreas de venta, pese a los constantes avisos de inspectores.

Asimismo, precisó que no contaba con placa de funcionamiento de banco, por lo que fue procedido a realizar su clausura. No obstante, destacó que otros locales de esa misma cadena instalados en la capital se encuentran abiertos debido a que mantienen su zona de venta acordonada y solo se da acceso a las cajas para pago de adeudos, préstamos o depósitos.

Con el cierre de ese establecimiento, suman al menos cinco cerrados por autoridades de la dirección de reglamentos y espectáculos por incumplir con las recomendaciones dispuestas por las autoridades federales ante la pandemia del Covid-19.

El primero fue una barbería ubicada en la avenida Revolución, misma que, según el municipio, fue clausurada el 20 de abril tras varias visitas de notificación. En tanto, dos días después un gimnasio fue cerrado en la colonia Bosques del Peñar, al igual que al menos dos negocios ubicados en el centro histórico de la Bella Airosa.

Lo anterior, luego de que la alcaldesa Yolanda Tellería Beltrán manifestó que, tras la declaratoria de la fase tres de la epidemia, su administración iniciaría con la suspensión de establecimientos no esenciales, en cumplimiento al ordenamiento federal, para evitar la propagación de la enfermedad.

Sin embargo, el municipio aseveró que la medida fue tomada después que inspectores de reglamentos y espectáculos invitaron a los administradores de los diferentes comercios de la ciudad a dejar de operar, sin que algunos acataran tal disposición.

Según la alcaldía, la sucursal de esa cadena en plaza Bella se negó a acordonar el área de ventas pese a los constantes avisos

Comentarios