Pachuca.- La fundación Invictus desarrolla sus primeros proyectos del año, entre los que se encuentran techos verdes, pláticas, visitas y la atención de residentes como Pakal, que fue víctima de crueldad humana.

El ejemplar es un puma concolor que vive en más lugares que cualquier otro mamífero silvestre terrestre del continente, según fichas de identificación de la especie; particularmente, ese residente llegó para recibir atención tras ser víctima de daños ocasionados por personas.

Al respecto, la organización precisó: “Ha subido un poco de peso y se para con mayor seguridad y con tímidos pasitos. Su cara demuestra sorpresa, sus ojos brillo. Él nos demuestra que hermosa es nuestra terquedad de seguir adelante”.

Además, agregó “los golpes en su cabeza y en su cuerpo han dejado secuelas que deseamos algún día solo sean amargo recuerdo y logre superarlas o mitigar al máximo”.

Para ese residente, el pronóstico es reservado, ya que aún no pueden estimar el alcance de la recuperación de la totalidad de sus funciones. Para ese paciente, Invictus ha hecho falta varios gastos médicos.

Además, la organización dio a conocer que realizó un proyecto denominado techos verdes, que genera efectos de mitigación al aumento de las temperaturas en varios lugares.

Esas estructuras son cubiertas ajardinadas o tejados vegetales que contienen elementos vegetales vivos como parte integral del sistema total del techo, de acuerdo con las definiciones de los sitios web de atención al medio ambiente.

  • Además, la fundación desarrolla sus primeros proyectos del año, como los techos verdes

Comentarios