El contrato del gobierno del Edomex con Dina Camiones

354
editorial

La empresa emblemática Dina Camiones, establecida en Ciudad Sahagún, adjudicó de manera directa un contrato por 175 millones de pesos con el gobierno del Estado de México. La empresa construirá 60 autobuses de gas natural que serán distribuidos entre transportistas designados por la Secretaría de Movilidad estatal. Hasta ahí todo suena bien, como un contrato normal. Pero hay algunas características que denotan un contrato que aparenta no ser tan seguro. Por ejemplo, de los 175 millones de pesos que deberá recibir la empresa, el gobierno mexiquense solo pondrá 30 millones (500 mil por unidad); el resto deberá ser costeado por los transportistas cuyos nombres son desconocidos para la empresa, al menos hasta el momento en que se adjudicó el contrato. Esta circunstancia bastó para que tres de las cinco empresas que concursaron protestaran y, quizá, decidieran no participar, según se infiere de la información que contiene la nota que hoy aparece en nuestra portada. También tres licitantes desistieron participar debido a que juzgaron que 120 días para entregar los camiones era un plazo “de imposible cumplimiento”. Al final, únicamente Dina Camiones aceptó las condiciones como las ofertó el gobierno del Estado de México y no solo eso, también presentó una propuesta económica 17 por ciento más baja que la de su competidora más cercana. ¿Cuál es el secreto de Dina? ¿Se trata de una empresa con características técnicas notablemente superiores a sus competidores? Como sea, el hecho de que haya caído un contrato de 175 millones de pesos para una empresa clave para Hidalgo y Ciudad Sahagún es buena noticia. Veamos cómo enfrenta las difíciles condiciones del contrato. De filón. Los dos reporteros agredidos el pasado miércoles justo enfrente de la Casa Rule, en Pachuca, protestaron en ese mismo lugar para exigir castigo a los policías que solo se quedaron viendo mientras un grupo de supuestos comerciantes golpeaba a los reporteros Susana Jiménez y Víctor Valera, este último trabajador de esta casa editorial. Pero además hicieron planteamientos interesantes: pidieron respeto a la labor de informar y no ser violentados con acciones de baja intensidad pero igual de dañinas para su labor. Ejemplo, que los funcionarios lleguen tarde a los actos que ellos mismos convocan.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios