El golpe a la economía que ha dejado la pandemia es demoledor. Tras cinco meses de estrictas medidas sanitarias como el confinamiento y la parálisis de casi todos los sectores productivos, se prevé una caída de más del 10 por ciento del PIB nacional en este 2020 aunque el gobierno federal calcula que será de 8 por ciento. Una debacle que es peor a la crisis de 1995, cuando “el error de diciembre” durante la administración del expresidente Ernesto Zedillo, provocó una fuga de capitales que devastó a nuestro sistema bancario y lanzó a la pobreza a millones de mexicanos. Hoy la crisis tiene origen en la pandemia e Hidalgo no escapa a sus efectos. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en mayo la actividad industrial en la entidad registró una caída de ¡34.2 por ciento!, una cifra que nos permite dimensionar el tamaño del golpe a la economía local, en este caso representada por las actividades del sector secundario, uno de los motores más poderosos por su valor agregado y por su aportación al PIB estatal. Desgraciadamente, la recuperación de la crisis que hoy vivimos será lenta y dolorosa. Para empezar, el paquete económico para 2021, que entregó ayer el secretario de Hacienda Arturo Herrera a la Cámara de Diputados, será austero y privilegiará el gasto social destinado a los sectores más vulnerables. También se prevé un crecimiento de 5.3 por ciento para inversión pública, lo cual podría ser insuficiente para el tamaño de la caída que estamos experimentando este año. El gobierno de Hidalgo, encabezado por Omar Fayad, tiene enfrente quizá la prueba más difícil de su administración. Remontar la caída que registra el sector industrial hidalguense, requerirá de acciones contundentes que den margen de maniobra al empresariado y eviten el cierre masivo de unidades productivas. De filón. Ayer cayó la primera víctima luego de que el árbitro electoral decidió mantener el proceso electoral para renovar a los ayuntamientos en Hidalgo. Resulta que Tomás Alonso García Cerón, candidato a presidente municipal de San Agustín Tlaxiaca, por el partido Nueva Alianza, contrajo Covid-19 luego de apenas cuatro días de campaña.

Comentarios