Coronavirus modificó proceso de duelo en México: investigadora

496
Coronavirus

Debido a que las ceremonias mortuorias como velorios, rosarios, levantamiento de la cruz, etcétera, fueron modificadas y suspendidas de manera presencial puede ocasionar traumas

Pachuca.- La doctora Rebeca Guzmán Saldaña, jefa del área académica de psicología de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), puntualizó que la población en México vive un momento coyuntural respecto a la pérdida de un ser querido durante la crisis epidemiológica por el coronavirus (Covid-19) debido a las disposiciones de las autoridades de salud para evitar la transmisión del patógeno.

Son las ceremonias mortuorias como velorios, rosarios, levantamiento de la cruz, etcétera, las que se ven modificadas y suspendidas con el fin de salvaguardar la vida de las personas; sin embargo, dichos rituales fungen como mecanismos para sobrellevar un proceso tan complejo y difícil como suele ser el duelo, destacó la investigadora del Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa).

“Todo esto no se puede hacer de manera presencial y está ocasionando de alguna forma situaciones emocionalmente traumáticas, en términos de la asimilación de la pérdida”, declaró.

Para Rebeca Guzmán Saldaña los deudos deben emprender su proceso de duelo sin exponer su salud, por lo cual recomendó que sean realizadas actividades a distancia, por ejemplo, reuniones por Zoom o algún otro medio, donde se comparta con la familia y los amigos información sobre la persona que falleció como anécdotas, objetos valiosos, etcétera, para rememorar y celebrar la vida de los seres queridos, armar un álbum fotográfico o sembrar una planta, un árbol en el jardín de la casa a la memoria de los fallecidos. Asimismo, pueden realizar de manera virtual incluso los rezos, oraciones conjuntas, o cualquier práctica o ritual que de acuerdo con sus creencias o costumbres les permita compartir contención, apoyo emocional, y de cierta forma, “resolver” la pérdida afectiva tan importante.

Igualmente, una vez que la contingencia sanitaria haya pasado y siguiendo las recomendaciones de las autoridades correspondientes, puede realizarse la ceremonia de “velación” y servicios funerarios acostumbrados, teniendo presente la urna con las cenizas de la persona muerta, con el fin de que sus allegados puedan encontrar la paz y el bienestar que necesitan para superar la pérdida y continuar con sus vidas.

De acuerdo con la profesional de la salud mental, la muerte de un ser querido puede desencadenar aislamiento, frustración, rabia, enojo, depresión y agotamiento, por ello, es necesario mantener el contacto con sus redes de apoyo, aceptar los sentimientos que están viviendo en ese momento, además de cuidar la alimentación, la calidad del sueño y sobre todo sostener comunicación y contacto con sus seres queridos vía telefónica o digital.

“Los pequeños de nuestra casa tienen una percepción especial sobre la muerte, hay que ayudarles a nivel emocional para asimilar esta pérdida, favorecer la expresión libre de sentimientos como la tristeza, los miedos abiertamente y a través del juego o actividades recreativas tales como dibujar, escribir una carta a la persona que falleció, hay que hablar sobre el deceso de su ser querido con el círculo de personas más cercanas”, recalcó la especialista, quien pidió a los adultos acercarse a las herramientas y mecanismos especializados que brinda la máxima casa de estudios de la entidad en su clínica de atención psicológica.

La Autónoma de Hidalgo puso a disposición del público en general el Programa de intervención y contención emocional UAEH, que brinda asistencia psicológica gratuita las 24 horas a través de la línea 771 717 2000 en la extensión 2136, o mediante el servicio de Messenger de Facebook, donde los usuarios podrán hacer preguntas o comentarios, a través de la liga www.facebook.com/PSICSaUAEH/.“Estos momentos de pérdida son muy importantes, necesitamos de alguien más para superarla, renovar el sentido, propósito y dirección de la vida a través de un apoyo por expertos en la materia”, recalcó Guzmán Saldaña; sobre aquellos casos en el que las personas se encuentran abrumadas por las emociones y consideran no tener la capacidad de enfrentarlo a solas, es necesario acudir con un psicólogo que los ayude en el proceso.

Rebeca Guzmán, psicóloga del ICSa, recomendó efectuar acciones a distancia, por ejemplo, reuniones por Zoom u otro medio

Comentarios