Correcta alimentación evita males crónico degenerativos

775
alimentos

Pachuca

La adolescencia es la etapa donde los cambios suelen provocar estragos, algunos temporales, pero otros se van desarrollando hasta desencadenar alguna enfermedad, de ahí la importancia que desde corta edad exista la cultura de alimentarse sanamente, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), delegación Hidalgo.
La forma más práctica de emplearla es con el plato del bien comer, siendo este la base de una alimentación sana y balanceada, así lo dio a conocer Rita Barrera García, supervisora de nutrición y dietética del IMSS.
Las y los jóvenes son quienes tienden a descuidar más su alimentación, ya que al no tener horarios fijos para comer, por la escuela o alguna otra actividad, pasan por alto las horas de comida y cuando les da hambre suelen consumir alimentos chatarra, excediéndose en calorías, indicó Rita Barrera.
Esto en el marco del Día Internacional de la Juventud, que coincide con la conmemoración del Día Latinoamericano del Nutricionista, la especialista mencionó que el nutricionista-dietista debe otorgar una atención nutricional integral, para mejorar y prevenir la salud de la población.
Recalcó que llevar una buena alimentación junto con la actividad física diaria, prevé en un futuro el desarrollo de enfermedades como diabetes, cáncer, obesidad y sobrepeso, las cuales tienen una mayor taza de morbilidad y mortalidad en México.
Deben aprender a tener horarios de comida bien establecidos, ya que al día deben hacer tres comidas y dos colaciones, en la cuales deben evitar productos altos en grasas y azúcares e incluir alimentos de los tres grupos del plato del bien comer.
De dichos alimentos destacan las frutas y verduras; cereales y tubérculos como arroz, avena, pan integral, camote o yuca; productos de origen animal y leguminosas como el frijol, habas, lentejas, garbanzos o el queso, leche y huevo, entre otros.
El azúcar, aceite, manteca, mantequilla y sal generalmente se agregan a los alimentos para mejorar su sabor; sin embargo, es necesario cuidar su consumo ya que el abuso propicia enfermedades crónico degenerativas.

Comentarios