Elecciones costosas en Hidalgo

En junio de 2020 Hidalgo tendrá elecciones para renovar los 84 ayuntamientos de la entidad; para dichos comicios el Instituto Estatal Electoral (IEE) estima un gasto de más de 395 millones de pesos, por lo que cada voto costaría
cerca de 187 pesos.

La situación, de acuerdo con especialistas en la materia, refiere un proceso electoral costoso, que si bien es necesario, podría implicar un gasto menor con medidas como recortar el presupuesto a los partidos políticos y evitar la doble estructura electoral.

Elecciones costosas

Costo de las elecciones

El 30 de octubre, el Instituto Estatal Electoral (IEE) aprobó el presupuesto que requiere para distintas actividades a realizar en 2020, en el que considera más de 583 millones de pesos para diferentes rubros.

De ese monto, 324 millones 382 mil 484.41 pesos serían destinados a la operatividad del IEE para atender el proceso electoral donde renovarán a los 84 ayuntamientos de la entidad, es decir, para que el organismo cuente con recursos humanos, económicos y materiales.

Aunado a ello, el instituto electoral presupuestó 70 millones 677 mil 652.77 pesos para gastos de campaña que ejercerán los partidos políticos acreditados en la entidad, lo que significa que el estado erogará para las elecciones del 7 de junio de 2020 cerca de 395 millones de pesos solo en la operatividad del IEE y gastos de campaña.

Ello sin contar los recursos para actividad ordinaria del organismo y de los partidos, así como lo previsto para instalar la siguiente elección, rubros que en conjunto suman otros 188 millones de pesos para el gasto en 2020.

El Instituto Estatal Electoral envió dicho presupuesto al Poder Ejecutivo, quien a su vez lo agregó al Paquete Económico de 2020 de la entidad, mismo que deberá ser avalado o en su caso modificado por el Congreso local a más tardar el 22 de diciembre.

Cada voto costará 187 pesos

Al respecto, el profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Guillermo Lizama Carrasco detalló que la democracia y los procesos electorales en México son costosos.

Eso porque tan solo en Hidalgo, al dividir el gasto que ejercerá el IEE en operatividad y los correspondientes a la campaña de los partidos para la elección, además de la lista nominal que oscila arriba de los 2 millones de personas, cada voto costaría alrededor de 187 pesos.

Sin embargo, si se divide todo el presupuesto que plantea el organismo electoral local para 2020, entre elecciones y funcionamiento ordinario, el costo de cada voto para el próximo año incrementa a 269 pesos.

En ese sentido, el investigador explicó que de acuerdo con consultoras, México ha trabajado con un costo promedio de hasta 25 dólares por voto, en contraste con países como Brasil, donde su promedio es de 12 dólares, Estados Unidos con 11 dólares y Chile con ocho.

Guillermo Lizama reconoció también que la democracia tiene un costo y este es importante para procesos fuertes, así como para blindar al sistema político de intereses privados o particulares y evitar costos más elevados para la sociedad; aunque reconoció que el gasto puede reducirse.

  • El Instituto Estatal Electoralenvió el presupuesto al Poder Ejecutivo, quien a su vez lo agregó al  Paquete Económico de 2020, mismo que deberá ser avalado o modificado por el Congreso local a más tardar el 22 de diciembre

El investigador garza Guillermo Lizama consideró necesario repensar el financiamiento público para comicios

Elecciones costosas

Cambios a 100 años

En agosto, el Colegio de Ciencias Políticas y Sociales de Hidalgo publicó un estudio de opinión en el que el 94 por ciento de los participantes estuvo de acuerdo en disminuir el gasto electoral.

La muestra, que fue realizada en los siete municipios de la Zona Metropolitana de Pachuca, misma que representa una cuarta parte del listado nominal de la entidad, también arrojó que el 92 por ciento de los encuestados coincidió en no dar más dinero a los partidos políticos.

En ese sentido, Guillermo Lizama consideró necesario repensar el financiamiento público electoral para poder reducir gastos y destacó que para ello debería analizarse el recortar los recursos de los partidos a lo más básico, pero abrirles la puerta para que puedan acceder a un financiamiento privado con el máximo nivel de transparencia.

Elecciones costosas

Asimismo, para Alfredo Alcalá Montaño, quien es consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) en Hidalgo, el sistema mexicano para seleccionar representantes es caro y aún no logra consolidarse.

Por ello, consideró necesaria una reforma electoral en prospectiva a 100 años y que entre los cambios atiendan la doble estructura electoral que se forma con el funcionamiento del INE y el IEE, para que permanezca solo uno de ellos.

El también politólogo y activista dijo que es necesario modificar los procesos que datan desde la década de 1990 y utilizar instrumentos como la casilla electrónica, cuya implementación, pese a la fuerte inversión, representaría un ahorro a largo plazo y abonaría en la eficiencia de los resultados, así como al medio ambiente.

Finalmente, Alfredo Alcalá destacó la necesidad de un verdadero empate de elecciones, para que todos los cargos sean elegidos en una misma ocasión, pues actualmente existe un desgaste absoluto debido a los procesos electorales tan cercanos que ocurren en la entidad.

En ese sentido, externó que en una proyección a 55 años la entidad tendría 70 procesos electorales, entre locales y federales; además, solo en 2025, 2037, 2049 y 2061 no habría proceso electoral, situación que incide directamente en la ciudadanía.

Elecciones costosas

Con rumbo

La solución para evitar el alto costo del sistema electoral mexicano y de los estados parece estar sobre la mesa: reformas que recorten el presupuesto a los partidos políticos, evitar la doble estructura en los organismos e incluso un empate de los comicios.

Sin embargo, de acuerdo con el investigador Guillermo Lizama, los órganos electorales, los partidos políticos y sus representantes legislativos no han tenido el incentivo para hacer esos cambios, por el contrario, continúan con la estructura para seguir propiciando el gasto público.

Además, aún está lejana la reducción en el costo de las elecciones, pues pese al mensaje de desconfianza y rechazo que envió la ciudadanía a los partidos políticos, estos no lo atendieron y continúan sin voluntad política para cambiarlo.

Igualmente, el consejero electoral Alfredo Alcalá Montaño recordó que
a la fecha no hay una gran reforma en la materia y las realizadas se crean a partir de intereses de grupo o de partido, lo que ya no debe ocurrir.

Por ello, destacó la necesidad de cambiar de fondo al sistema electoral mexicano y enfatizó que de existir una reforma electoral para tratar esos temas, debe ser pensada a futuro y no solo para favorecer a la mayoría en turno y en el poder.

Elecciones costosas

Comentarios