Costarán hospitales $104 mil millones

165
IMSS

VÍCTOR FUENTES /
AGENCIA REFORMA

Ciudad de México.-

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) pagarán en conjunto, durante más de dos décadas, 104 mil millones de pesos a cinco consorcios privados que construirán y operarán, salvo la parte médica, ocho hospitales, los cuales sumarán en total mil 563 camas censables.
Después de que entre 2014 y 2016 se registraron problemas con las primeras licitaciones, en los últimos días de 2017 se concluyó la adjudicación de los ocho contratos bajo el esquema de asociación público privada (APP) que estaban autorizados por el Congreso.
Prodemex, de Olegario Vázquez Raña, ganó dos contratos del IMSS y uno del ISSSTE, que suman 32 mil 724 millones de pesos más IVA incluido, en tanto que el Grupo Marhnos obtuvo dos licitaciones del IMSS por 32 mil 488 millones de pesos.
El último contrato del IMSS fue anunciado el 26 de diciembre, para un hospital de 260 camas que Marhnos edificará en Tepotzotlán, Estado de México, tras vencer a Prodemex.
El resto de los contratos del ISSSTE fueron adjudicados a la española Sacyr, que derrotó a Prodemex y Marhnos para el proyecto más grande, un hospital de 357 camas en Tláhuac, por el que recibirá 21 mil 573 millones de pesos por prestación de servicios.
Además, GIA+A ganó la licitación para construir una clínica en Mérida, mientras que el consorcio Promotora Hospitalaria de Nayarit, encabezado por Invex, cobrará 12 mil 523 millones tras sustituir el hospital Aquiles Calles en Tepic.
En el esquema APP, las empresas financian la construcción de los hospitales para luego hacer negocio mediante la prestación de todos los servicios, salvo la parte médica, durante 25 años.
Dichos servicios incluyen laboratorio, hemodiálisis, limpieza, telecomunicaciones, control de plagas, seguridad, mantenimiento de equipos, informática y lavandería, entre otros. Los montos de los contratos reflejan la cotización de las empresas por prestarlos.
Aunque no pagarán por las obras, el gasto del IMSS en consultorías y empresas supervisoras será de unos 300 millones de pesos, mientras que el ISSSTE terminará erogando unos 200 millones, de acuerdo con los contratos ya adjudicados para esos fines, algunos con vigencia de hasta seis años.
El IMSS y el ISSSTE pueden dar por terminados los contratos si el próximo gobierno decide no seguir con las APP, pero el monto de indemnización a las empresas dependería del grado de avance de los proyectos, que requieren al menos dos años de obras y pruebas antes del inicio de los 25 años de servicios.
Los contratos APP para hospitales derivaron de propuestas no solicitadas, es decir, fueron proyectos planteados al IMSS y el ISSSTE por empresas privadas, aunque solo en casos como los de GIA+A y Sacyr, la empresa que hizo la propuesta fue la que ganó el concurso.
Otros cuatro proyectos para APP ya están planteados al ISSSTE para hospitales en Texcoco, Durango, Torreón y la zona norte del Valle de México, pero aún no están autorizados.

Además

Después de que entre 2014 y 2016  se registraron problemas con las primeras licitaciones, en los últimos días de 2017 se concluyó la adjudicación de los ocho contratos bajo el esquema de asociación público privada

Comentarios