Los ayuntamientos son en la cadena de gobierno los eslabones más débiles, no solo en seguridad pública, ahora también en el tema sanitario. La actual emergencia por la presencia del coronavirus (Covid-19) ha puesto en jaque a las autoridades que ven severamente mermados sus ingresos por concepto de contribuciones. Lo que popularmente se denomina el año de Hidalgo al colofón de cada administración, por aquello del último pellizco al presupuesto, este 2020 las expectativas cambiaron drásticamente. A algunas presidencias municipales no les ha quedado otra que, en apoyo a la economía familia, extender los descuentos para que la ciudadanía cumpla con sus impuestos. Reza el refrán, “de lo perdido, lo encontrado”. La crisis por la que actualmente atraviesan las alcaldías será determinante para el arranque de las nuevas administraciones. A estas alturas, más de un aspirante habría pensado en bajarse del barco por la pesada loza que heredará en el tema económico, ya no hablemos de otros rubros. En Metepec, la puerta de la Sierra Otomí-Tepehua, la sede del Poder Ejecutivo local fue complemente cerrada, no hay guardias, no hay servicios de medio tiempo y por lo tanto no hay ingresos financieros. La pandemia ha dejado en la lona a ese y a la mayoría de los municipios hidalguenses. Por si fuera poco, una parte de la plantilla de policías en Metepec, 16 en total, fue declarada como portadora del virus. Eso podría derivar, si no existe una estrategia bien cimentada con el apoyo del estado y la federación, en un problema mayor de delincuencia, tratándose de una de las demarcaciones con alta producción ganadera. El nuevo coronavirus ha dejado al descubierto huecos sociales, económicos, comerciales y hasta tecnológicos. Por ejemplo, en ese municipio, gobernado por el aliancista Alejandro Amador Franco, por increíble que parezca no hay un mercado municipal. Para abastecerse de insumos básicos, los metepequenses deben moverse a otras localidades cercanas. Eso provoca, justamente en estos momentos de pandemia, un destellante foco de contagios. En gran medida, las consecuencias que vivimos hoy tras el demoledor paso de la pandemia, en México y el mundo, son reflejo de las omisiones que como sociedad y gobierno tuvimos en el pasado. De filón. La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) es semillero de ciudadanía íntegra. En respuesta a esa misión abre convocatoria para conformar la nueva Orquesta Juvenil Garzas de la Música.

Comentarios