Crean alianza para procurar interrupción legal del embarazo

435
aborto
El 24 de marzo la Secretaría de Salud reformó la NOM 046

Pachuca

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, asociaciones civiles crearon la Alianza Estatal por el Derecho a Decidir, con el fin de defender los derechos sexuales de ese sector de la población y dar acceso a la interrupción legal del embarazo, durante el evento Abortando Prejuicios.
De acuerdo con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), durante 2015 se cometieron 600 mil delitos sexuales en México, de los cuales cuatro de cada 10 víctimas son menores de 15 años y 60 por ciento de esos casos son cometidos por familiares.
De enero de 2015 a septiembre de 2016 se registraron 21 mil 902 denuncias por delitos sexuales, por lo cual surgió el pronunciamiento realizado por las asociaciones Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos, Servicios de Inclusión Integral (Seiinac) y Católicas por el Derecho a Decidir.

La violencia sexual es una de las más toleradas como consecuencia de una cultura misógina que responsabiliza a las mujeres y niñas del delito, explicaron integrantes de la alianza.
“La responsabilidad es asignada a mujeres y niñas al afirmar que son ellas las que seducen, provocan o consienten la violencia. Además, esta violencia se considera delito solo cuando las mujeres tienen evidencia de resistencia en su cuerpo: moretones, golpes, desgarres anales o vaginales que demuestren que no fue consensuado y que su cuerpo fue sometido”, indicó la alianza.

El 24 de marzo la Secretaría de Salud reformó la NOM 046, norma federal que establece que no es necesario que una niña o mujer víctima de violación presente una denuncia penal y/o una autoridad competente permita el acceso al aborto legal.
Las niñas mayores de 12 años y las mujeres víctimas de violencia sexual podrán solicitar la interrupción por escrito y bajo protesta de decir verdad. En el caso de menores de 12 años, el proceso debe ser autorizado por padres o tutores.
Es importante resaltar que una situación a la que se enfrentan las mujeres en materia de derechos sexuales y reproductivos es el desconocimiento de esos, como sucede en los casos que pueden recurrir a una interrupción de un embarazo marcados en las fracciones del artículo 158 del código vigente estatal y el cual solicitaron se reforme para abrir el acceso a ese servicio médico.
Las cifras por abortos dentro del sistema de salud van en aumento, en el estado y a nivel nacional, convirtiéndose en 2014 la segunda causa de egresos obstétricos en mujeres de todas las edades con 2 mil 910 casos, y en menores de 20 años con 628.

“Hacemos un llamado puntual al Congreso del estado de Hidalgo para realizar la modificación al código penal en el artículo 158, donde se encuentra una barrera de acceso a la interrupción del embarazo de manera segura, ya que en la fracción dos menciona que solo se dará la autorización para la interrupción si la conducta, es decir, la violación, se denuncia antes de saberse embarazada, esta redacción afecta de manera puntual a las menores de edad, ya que en la mayoría de los casos denuncian cuando se percatan del embarazo, derivado de las circunstancias de vulnerabilidad en que se encuentran”, detalló la alianza.

Esta semana en México, el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) y Amnistía Internacional presentaron la campaña #NiñasNoMadres para dar acceso a las menores a servicios de salud para interrumpir el embarazo y disminuir índices de mortalidad materna; en el informe existen dos hidalguenses que han solicitado el acompañamiento de GIRE.
El acceso a los servicios de aborto en caso de violación aún es limitado en el país a pesar de estar reconocido en el marco jurídico nacional e internacional, explicó Regina Tamés, titular del GIRE.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios