Crean córneas artificiales

142
cornea

 

Natalia Vitela/Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-  Con “desechos” de córneas un grupo de médicos del ISSSTE busca devolver la visión a pacientes que tardarían años en recibir un trasplante.

Paul Mondragón, coordinador de investigación del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del Instituto y quien lidera al equipo, explica que ante la carencia de donadores en el País, se dieron a la tarea de desarrollar córneas artificiales.

“A la persona que dona una córnea se le toma la córnea y un poco más. Al final queda un desecho biológico, un remanente, el cual tiene un poco de esclera y un poco de córnea, al que se llama rodete corneal.

“En este rodete encontramos un nicho de células que se llaman células troncales epiteliales limbales, y están entre el límite de la esclera y de la córnea”, describe el experto.

Así que en lugar de que este rodete sea incinerado, los investigadores lo aprovechan para colectar estas células y multiplicarlas en el laboratorio.

“Lo que hemos investigado es cómo expandirlas de forma pura y preservando su estado troncal. Hemos logrado que se expandan de forma pura hasta en un 98 por ciento; y en términos de número se han obtenido hasta 2 o 3 millones de células, partiendo de 3 mil células.

“La intención es que eventualmente estas células las podamos colocar, ya sea de forma directa, o a través de un constructo corneal, de un hidrogel. Podríamos generar dos córneas artificiales usando un sólo rodete”, precisa Mondragón.

Este constructo, puntualizó el investigador, es un hidrogel que se realiza a partir de diferentes proteínas, principalmente colágeno.

El siguiente paso, es hacer pruebas en conejos. “Vamos a evaluar en el modelo animal si se integran y sí son funcionales. Vamos a hacer que los conejos pierdan 90 por ciento de su visibilidad, y al hacerles un trasplante de forma directa esperamos que recuperen al menos en un 70 u 80 por ciento esa visibilidad”.

En el proyecto financiado por el ISSSTE y Conacyt también participa Mario Antonio Téllez, estudiante de la maestría en Ciencias de la Salud del IPN; se prevé que en dos años se hagan pruebas en humanos.

De hecho, el ISSSTE tiene la posibilidad de hacer la investigación porque cuenta con un laboratorio en medicina regenerativa e ingeniería de tejidos, que costó alrededor de 6 millones, y que financió el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

“Es un laboratorio cultivo de células troncales de origen humano”, señala Mondragón.

cornea

Paso a paso

El procedimiento desarrollado en el ISSSTE consiste en:

-Del rodete corneal se obtienen las células mediante un reactivo.

-Las células son cultivadas en un medio de cultivo seguro para el uso en células humanas hasta por dos meses, y de 3 mil se obtienen de 2 a 3 millones.

-Después se integran a un hidrogel, elaborado con diferentes proteínas, especialmente colágeno.

-En la parte superior del hidrogel se integran las células que fueron expandidas; en tanto que en la inferior se integran células endoteliales de la córnea

No votes yet.
Please wait...

Comentarios