Crean mujeres indígenas programa de radio

765
radio
Apoyadas por la cadena de televisión ATB, en Bolivia

La Paz.- Si el gobierno no hace lo necesario en Bolivia para sensibilizar sobre la discapacidad, será desde la radio donde se haga, como propusieron mujeres con hijos e hijas con diversidad funcional con el programa [email protected] e Iguales”.

Exalta Sinka, Dolores Marca y Eugenia Quispe, tres indígenas aimaras de El Alto, ciudad vecina a La Paz, toman los micrófonos y María Eugenia Vargas les graba para poder emitir también todo en video con la debida traducción a la lengua de signos.

No pretenden solo dirigirse a personas con discapacidad, sino también al chofer que no quiere subir a su taxi a una persona en silla de ruedas “porque es mucho bulto o cree que no va a pagar”, puntualizó Marca; o al médico que no atiende a un niño o niña con discapacidad intelectual “porque tiene miedo”, según Vargas.

“Que por lo menos se pongan un poquito en nuestros zapatos”, pide la productora del programa y directora de la productora radiofónica Praya, Claudia Vargas, quien critica que se les mire “como bichos raros” cuando “son distintos, pero tienen el derecho a ser iguales”.

Esas mujeres, que cuentan con poca financiación, pretenden hacer un programa de radio al mes, apoyadas por la cadena de televisión ATB, así como visitar centros, colegios, entrevistar a madres y publicarlo en redes sociales para que pueda llegar a toda la población.

Ellas no tienen estudios, pero se capacitaron para hacer radio. No sabían siquiera qué era la discapacidad hasta que sus hijos fueron diagnosticados, pero quieren que a otras personas no les pase lo mismo.

En el primer programa habló Exalta Sinka de su historia y de su hijo, Ulises Saúl Vargas, que tiene una discapacidad auditiva.

María Eugenia Vargas cuida a siete hijos, dos de ellos con discapacidad, que su marido le reprocha que “viene de la familia materna” y que sus hermanos, aunque no abiertamente, rechazan.

La discapacidad intelectual de la hija de Eugenia Quispe, Eliseth, se debe a que cuando sangraba durante el embarazo no le enviaron una ambulancia para ir al hospital, según cuenta.

En su angustia, Quispe dice que si ella muere antes que su hija se quedará desamparada porque el Estado no tiene los mecanismos para cuidar a personas como la menor.

El programa de radio es una forma de contribuir con la sociedad y, a la vez, para que les atiendan las autoridades, ya que no quieren “salir en marcha” porque creen que nadie les atenderá.

No
pretenden
solo dirigirse a personas con discapacidad, sino también al chofer que no quiere subir a su taxi a una persona en silla de ruedas “porque es mucho bulto o cree que no va a pagar”, puntualizó Marca; o al médico que no atiende a un niño o niña con discapacidad intelectual “porque tiene miedo”

No votes yet.
Please wait...

Comentarios