Crece daño a civiles por disputa criminal

154
Crece daño,civiles

Agencia Reforma / Ciudad de México.-Al menos 90 civiles han perdido la vida al quedar en medio de los enfrentamientos entre bandas criminales y elementos de las fuerzas de seguridad en diversos municipios de Tamaulipas en los primeros cinco meses de año.

De acuerdo con la narrativa oficial, esas personas fueron “abatidas” durante el fuego cruzado entre sicarios y efectivos policiacos o militares, en los cuales los uniformados repelieron las agresiones armadas.

En lo que va de 2018, se han registrado al menos 30 de esos enfrentamientos armados entre civiles y elementos de fuerzas de seguridad, ya sea policías estatales, ministeriales, soldados o marinos.

En esos enfrentamientos, al menos tres elementos de seguridad han perdido la vida: un marino, un soldado y un policía ministerial.
A mediados de abril, ocho civiles murieron en una balacera en Reynosa. Un coche en el que viajaba un estudiante de Universidad Autónoma de Tamaulipas de 19 años, su madre y su abuela quedó en medio del tiroteo y los tres murieron.

Apenas el lunes, un enfrentamiento armado en el que estuvieron involucrados elementos del Ejército desató terror en zona de Paseo Reforma en Nuevo Laredo.

El tiroteo se prolongó por más de una hora y media y afectó varias colonias e incluso una plaza comercial en esa zona de la ciudad.
De acuerdo con las autoridades, el saldo fue de una persona muerta, pero extraoficialmente y en redes sociales se reportaron hasta de 16 hombres muertos en las balaceras.

Tamaulipas es, además, el estado con mayor cantidad de desaparecidos del país. Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, 6 mil 131 personas estaban en esa condición en la entidad.

Este año 51 personas fueron reportadas como desaparecidas solo en Nuevo Laredo. 16 de las cuales fueron halladas muertas y del resto no se sabe nada, según ha documentado el comité de derechos humanos. Familiares de los desaparecidos han denunciado directamente a la Marina como responsable.

En el estado faltan policías, además de que hay descoordinación con las fuerzas federales, coincidieron defensores de derechos humanos y analistas.

Raymundo Ramos, del comité de derechos humanos de Nuevo Laredo planteó que hay desconfianza entre el gobierno federal y el de gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Comentarios