Pachuca.- De enero de 2017 a la fecha, en el estado ocurrieron al menos 28 intentos de linchamiento y linchamientos consumados, cifra que representa más del doble de casos contabilizados en 27 años en Hidalgo; mismos que dejaron por lo menos ocho personas sin vida.

De lo anterior da cuenta el estudio elaborado por los especialistas Raúl Rodríguez Guillén y Norma Veloz Ávila, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Azcapotzalco, y publicado en la revista El Cotidiano, donde destaca que de 1988 al 30 de junio de 2016 en el estado ocurrieron 12 intentos de linchamiento y linchamientos consumados.

No obstante, según un recuento realizado por este diario, de enero de 2017 a la fecha, es decir casi dos años, ocurrieron por lo menos 28 casos, cifra que representa un incremento de más de 200 por ciento de los hechos ocurridos en más de dos décadas en el estado, pese a que apenas en 2016 la entidad destacaba por su baja intensidad en la frecuencia de linchamientos.

Ello, pese a que en aquella fecha Hidalgo ya ocupaba el lugar número 10 de 32 estados de la República en número de casos, pues los primeros sitios los encabezaba el Estado de México y Puebla, por su incidencia “extremadamente alta”, así como Ciudad de México por una “muy alta” ocurrencia y Morelos y Oaxaca por una “alta”.

Al respecto, el estudio refiere que los linchamientos acontecidos en esos lugares “son el referente empírico de la violencia social a causa de la erosión de la autoridad y la creciente indignación de grupos que desde la sociedad encuentran en la acción colectiva violenta una forma de protestar ante la inseguridad y la ineficiencia de las autoridades”.

Por su parte, en reciente entrevista, la profesora investigadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Silvia Mendoza destacó que el incremento de linchamientos en la entidad ocurre como consecuencia de que las autoridades delegaron la responsabilidad de la seguridad a los ciudadanos, quienes ahora sienten el derecho de sancionar a los infractores.

Tan solo en lo que va de este año, en el estado ocurrieron al menos 16 intentos de linchamiento y linchamientos consumados en los que mínimo ocho personas perdieron la vida; los más recientes trascurrieron en Tula, Metepec y Tulancingo en menos de dos meses y en todos mínimo una persona falleció.

Comentarios