La clausura del relleno sanitario de El Huixmí, que mañana cumple una semana, ha dejado de ser un aprieto pasajero, se trata de un trabuco que salpica al vecino municipio de Mineral de la Reforma. Sin tomar en cuenta la opinión del alcalde Raúl Camacho Baños, el ayuntamiento capitalino acordó con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnath) enviar los desechos al basurero de la localidad de Apepelco, a escasos kilómetros de Pachuca. Esa medida exprés acordada el viernes con la intención de resolver la crisis sanitaria podría derivar en dos cosas, la menos importante a estas alturas de la administración municipal es el rompimiento de las relaciones, si es que los hubo, entre Yoli Tellería y Raúl Camacho. Otra posibilidad es que exista un acumulamiento excesivo en el tiradero de Mineral de la Reforma y sean generados peligros inherentes de un mal manejo de la basura. Para ello, la Semarnath, como ente mediador, debiera proponer un plan de contingencia que mitigue factores de riesgo. Llevar las 400 toneladas de basura que en promedio se generan todos los días en Pachuca no va a ser cosa menor. Ello implicará una logística monumental que, sin el diálogo asertivo entre el gobierno del estado y los municipios, las situación podría salirse de control. Resulta inconcebible que la oficina de Benjamín Rico se tome la atribución de sellar un acuerdo con la presidencia municipal capitalina sin el aval de Mineral de la Reforma y mucho menos sin una planeación definida. Acumulación excesiva de gases, desajuste en el servicio de recolección dentro de la geografía reformense, son algunos de los riesgos. Y es que el incendio ocurrido hace 21 meses en el tiradero de Apepelco parece aún humear. Con el relleno sanitario de El Huixmí a su máxima capacidad, la recolección, manejo y depósito final de los desechos sólidos será sin duda una de las más detestables herencias que los gobiernos metropolitanos municipales dejarán a sus sucesores. Entretanto, las montañas de basura en la Bella Airosa son dignas de una ciudad pútrida. Eso conlleva riesgos a la salud de la población que todos los días está expuesta a olores fétidos. Esa es otra papa caliente. De filón. Poco transparente resulta el proceder de la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno del estado, encargada de atender, diseñar y realizar todas las actividades de promoción y difusión del programa Hidalgo te nutre, pues a escondidas efectúa el procedimiento de inscripción.

Comentarios