Finalmente, diputados y diputadas locales aprobaron por mayoría el Presupuesto de Egresos 2017, que garantiza una bolsa de 38 mil 794 millones 947 mil 355 pesos para la entidad. Esta cantidad, pese al entorno económico negativo y a la crisis por el desplome del precio del petróleo que padecemos desde 2015, es superior a la del año en curso. Según datos oficiales, el Presupuesto de Egresos de 2016 creció 13 por ciento, pues pasó de 34 mil 144 millones 100 mil pesos a 38 mil 794 millones 355 pesos. Esto es aproximadamente 4.6 mil millones de pesos más respecto al plan presupuestal del año que está por concluir. Es una buena noticia si consideramos que nuestro país enfrenta un entorno económico internacional y nacional adverso. Y lo peor: no se ven buenas perspectivas para el año entrante sino al contrario. Las cosas podrían empeorar tomando en cuenta que en enero asumirá el poder el antimexicano Donald Trump, quien está dispuesto a frenar cualquier inversión estadunidense hacia nuestro país. Entonces, tener un presupuesto que no solo no cayó, sino que creció 13 por ciento, debe reconocerse. Ahora el problema es ver que realmente esos recursos se apliquen para los fines previstos. Sobresale el hecho de que también casi la mitad del presupuesto se va para educación (16 mil 712 millones de pesos). Eso quiere decir que los profesores siguen siendo los más consentidos y que, al mismo tiempo, tienen la tarea de mejorar la aplicación de las materias en la universidad. De filón. Desde los #FuertesIndicios nos informan que el diputado local de Morena Efrén Salazar trae en la sangre lo de batear y reprobar cualquier iniciativa, incluso en las discusiones en las que él participa activamente. Nos dicen que Efrén Salazar, quien ha participado y estado presente en las mesas de trabajo de la comisión de hacienda y presupuesto, “desconoce totalmente la interpretación de los acuerdos que se han tomado”. Si así fuera, nos comentan, el diputado sabría que ese sector tendrá diversos beneficios.

Comentarios