Tulancingo

El hospital general del Valle de Tulancingo (HGVT), puesto en marcha hace solo siete meses, está en estado crítico en varias de sus áreas, refirió en entrevista el gobernador Omar Fayad Meneses, tras visita sorpresa al nosocomio.
Con visible molestia y preocupación, el mandatario destacó la falta de operación del mastógrafo desde la apertura del HGVT, luego que funcionarios del espacio médico le explicaron que la estación de trabajo no permite el monitoreo de imágenes, pues carece de adecuado sistema de ventilación.

Entonces no podemos seguir así, por lo que de inmediato estoy pidiendo que se ponga atención y se resuelva la situación.

Espacios específicos, incluso de emergencias como el área de choque, están desmantelados, lo que fue confirmado por Fayad Meneses, pues autoridades del nosocomio refieren que inmediatamente después de la entrega de las instalaciones por parte del presidente Enrique Peña Nieto, a finales de marzo, “se llevaron el equipo, por lo que desde entonces esa área no funciona”.
De las tres autoclaves existentes solo una funciona, además que en sitios como quirófanos hay deficiencias que impiden el funcionamiento adecuado, lo que pone en riesgo la integridad de los pacientes.
El mandatario encontró carencias en prácticamente todo el espacio de atención médica, y como respuesta recibió que

se hace el esfuerzo, considerando cómo están las cosas, pero lo adecuado es que funcionen de forma óptima, como debe ser

Sobre los presuntos casos de malos tratos y negligencias médicas dadas a conocer públicamente, el Ejecutivo estatal indicó que “los especialistas son los que tendrán que determinar las situaciones y las responsabilidades.

Por mi parte vamos a corregir lo que estamos viendo, y lo haremos a la brevedad”, enfatizó; asimismo, insistió en la corrección de lo que llamó “problemas heredados”.

Sobre la posibilidad de contratar más personal especializado para el hospital, Fayad Meneses dijo que revisarán el presupuesto disponible y a partir de ello tomarán las decisiones.
Finalmente, añadió que preocupa todo el sistema hospitalario y, en general, la atención a la salud en la entidad, por lo que seguirá con las visitas sorpresa para detectar las situaciones en cada caso y atenderlas.

Comentarios