Ciudad de México.- En un balance general, 2016 ha sido un año positivo para el cine mexicano en materia de producción, pues se apoyaron 80 películas nacionales, entre ellas La balada del Oppenheimer Park del pachuqueño Juan Manuel Sepúlveda, Cría puercos de Ehécatl García Jiménez y Luciérnagas de Bani Khoshnoudi.

Respecto de la importancia de los apoyos que el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) otorga, miembros de la comunidad cinematográfica como Michel Franco y Rodrigo Plá, entre otros, opinan que son necesarios, ya que el cine mexicano aún no puede subsistir de su taquilla, pese a que este año se incrementó en 60 por ciento la asistencia al cine mexicano.

Para Michel Franco, quien actualmente filma Las hijas de Abril con financiamiento de Imcine, el apoyo económico del Estado es necesario y determinante para poder levantar un proyecto. “Es muy importante que entendamos que todos los países que tienen una cinematografía sana lo han conseguido porque tienen un apoyo estatal. México no es la excepción”, anotó.

En entrevista con Notimex opinó que los apoyos hacen la gran diferencia para que las películas existan e incluso para que se generen empleos. “Son importantes también para que las películas viajen por el mundo y se hable bien de ellas, se hable bien de México, algo que tanta falta hace”.

Aunque este año el cineasta Rodrigo Plá logró estrenar su película Un monstruo de mil cabezas, que fue financiada por estímulos del Imcine, no consiguió obtener el apoyo de Fidecine para su siguiente proyecto fílmico El otro Tom, con guion de Laura Santullo.

“Somos gente terca y seguiremos insistiendo. Tenemos fe en el proyecto y creemos que de un modo u otro encontrará su camino”, expuso en entrevista.

Aunque reconoció que siente cierta insatisfacción por el rechazo dado a la credibilidad de su trayectoria, pues todas sus películas se exhibieron en festivales de primera línea como Cannes, Berlín y Venecia, dijo: “Creemos que tenemos un buen proyecto y en esta convocatoria aceptaron 29 proyectos. No podemos creer que no esté entre los seleccionados, pero seguiremos insistiendo”.

Sobre la importancia del apoyo de estímulos, indicó que “es crucial. Dudo que haya películas sin fondos estatales y es que aún tenemos el embudo en materia de distribución, por lo que es difícil recuperar la inversión”.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), este año tuvieron su corrida comercial 78 películas mexicanas, de un total de 387, entre estadunidenses (172) y de otros países (145), lo que representa 20 por ciento del total de cintas exhibidas.

La balada del Oppenheimer Park, escrita y dirigida por el hidalguense Juan Manuel Sepúlveda, es una película que describe a un grupo de indígenas exiliados de sus reservas. En el perímetro del parque ellos se reúnen a beber todos los días. A través de su vida cotidiana y su larga historia de opresión, transforman el rito de beber en una celebración desafiante.

Declaraciones

  • Michel Franco
    y Rodrigo Plá aseguran que actualmente infinidad de proyectos requieren el respaldo del Estado

Comentarios