LEYDA CASTILLO PÉREZ
Pachuca

Amar es un acto social 1 y, así como la sociedad evoluciona de acuerdo a factores culturales, económicos, políticos e históricos; así también se trasforma la manera de amar y de a quién amar.
Si bien se sabe que la homosexualidad ha estado presente en muchos momentos históricos, hoy día en nuestra sociedad está más visible que antes, gracias al movimiento LGBT que ha permitido que se reconozca a ese sector como sujetos de derechos.
Hablar de LGBT abarca más que los términos “lesbiana, gay, bisexual, transexual”, hoy en día gracias al uso de las redes sociales virtuales se muestran orientaciones sexuales e identidades de género que hasta hace algunos años muy pocas personas conocían, lo que también ha permitido que mucha gente joven se identifique con éstas.
Con identidad de género nos referimos a “la manifestación externa de los rasgos culturales que se asignan socialmente a lo masculino y a lo femenino” 2, es decir, nombrarse como mujeres, hombres, trans* 3, andróginx, butch, travesti, entre otros.
Y la orientación sexual se refiere a la atracción sexual y/o afectiva que se siente por uno o varios géneros o sexos, o sea homosexual, bisexual, lesbiana, demisexual, asexual, pansexual, poliamoroso, nomasexual, akoisexual 4… ¡Pero qué! ¡Eso con qué se come!
La mayoría de estos términos son neologismos que expresan orientaciones que probablemente llevan tiempo existiendo, como en el caso de akoisexual (que siente atracción sexual sin importar si es correspondida), pero que no habían sido nombradas.
Hay quienes opinan que estas etiquetas son innecesarias y que más que unir, separan. Sin embargo, como decía el filósofo George Steiner “lo que no se nombra no existe”.
La gran mayoría de personas que se identifican con estas orientaciones son jóvenes que exigen se les reconozca y respete su orientación y estilos de vida que no dañan a terceras personas ni a ellos mismos. Esto crea discusión y propuestas que garanticen sus derechos.
Las nuevas formas de socialización que ofrecen las redes sociales virtuales han hecho que miles de jóvenes se identifiquen con otros y ejerzan su sexualidad de una manera libre y sin tapujos, a la vez que logran visibilizarse. Páginas web, blogs, foros de discusión y redes sociales como Instagram, Tumblr o Facebook son tomados como espacios para dar información y abrir la discusión a estas formas de vivir la sexualidad.
A pesar de ello, el carácter no hegemónico de estas comunidades hace que sigan siendo blanco de rechazo social y burla. Como ejemplo, el caso del Ace Day, (Día de la Visibilización Asexual), que se viralizó en la web en mayo de 2015. Mediante el hashtag #AceDay y retratos de jóvenes mostrándose al mundo como personas que no tienen interés sexual por ningún género o sexo.
Los ataques no se hicieron esperar, a pesar de que también se hizo una labor informativa por parte de estos jóvenes diferenciando su condición del celibato, la abstinencia o los traumas sexuales. En un mundo donde sexualidad es igual a coito pocos se quedaron con las ganas de expresar su rechazo hacia ellos y dejar muy en claro que no son “normales”; mientras hubo quien, con la mejor de las intenciones, les recomendaba la visita a un consultorio médico o psicológico, otros con la menor conmiseración tildaban de “incogibles” a las personas que se declaraban asexuales.
Sin embargo el discurso cambia, la web hace que las fronteras geográficas desaparezcan y que la interacción entre estos grupos de sexualidad no alternativa alcen la voz para reclamar su lugar en el mundo, ya no se quedan callados al ser atacados porque forman comunidades de apoyo mutuo que no juzgan incluso sin conocer a la persona que está del otro lado del monitor, porque, al final del día, como dijo Albert Camus “no ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar.”

La orientación sexual

se refiere a la atracción sexual y/o afectiva que se siente por uno o varios géneros o sexos, o sea homosexual, bisexual, lesbiana, demisexual, asexual, pansexual, poliamoroso, nomasexual, akoisexual…

Please wait...

Comentarios