Cuándo visitar al ortodoncista

1046
Espacio del ICSA

La ortodoncia es una rama de la odontología que se encarga de prevenir, interceptar o tratar la maloclusión. Entendiendo maloclusión como una alteración de la armonía dental que puede llevar a trastornos del funcionamiento en la masticación, que probablemente también se vea reflejado en la estética o armonía facial.
Los pacientes debemos saber que la dentición está sujeta a cambios durante toda la vida, que éstos pueden estar influenciados por factores externos (ajenos a la naturaleza del paciente, como un golpe) o factores internos (propios oclusales como pérdida dentaria, anomalías dentarias de forma o de número, caries, malposiciones o aquellos que sean alterados por un tratamiento); ambos factores pueden influir en el paciente en el momento de su aparición alterando una oclusión que funciona (funcional) a una oclusión que funciona mal (disfuncional); identificar y pronto tratar evitará alteraciones.
En eso radica la duda de cuándo atenderse, porque no todos los pacientes se manejan de la misma manera, algunas ocasiones es fundamental tratar en edades tempranas, desde el momento que aparecen los dientes en boca en adelante; asimismo debe acudirse a consulta regular entre una o dos veces al año. Desde la primera visita, el cirujano dentista le indicará qué tan frecuente serán las siguientes citas para asegurase que el desarrollo de la dentición lleva un orden correcto. En otros casos el tratamiento puede empezar cuando complete su dentición permanente, 12 años en adelante, la diferencia radica en la etiología y el problema que ocasiona.
Hay cierta incertidumbre en los pacientes acerca de los problemas a los que hacemos mención, duda que esperamos aclarar al indicar que existen tres tipos de problemas que debemos identificar a temprana edad:
¿Cómo puedo identificar si necesito un tratamiento? En realidad, el cirujano dentista en general tiene las competencias para identificar esto mediante un análisis utilizando auxiliares del diagnóstico como son: estudio radiográfico, de modelos de estudio y un juego de fotografías para determinar la armonía facial y dental; instrumentos necesarios para emitir un diagnóstico con fundamento, identificar el problema, atenderlo o canalizarlo usando como referencia el nivel de atención que el paciente requiera. Los problemas ocasionados a identificar radican en dos aspectos generales importantes que marcarán el establecimiento de una dentición correcta o de una maloclusión, problemas ortopédicos (de los huesos de los maxilares), problemas dentales.
Dependiendo de la necesidad de atención, el paciente será supervisado como medida preventiva (ortodoncia preventiva), se atenderá cuando uno de los factores se presente (ortodoncia interceptiva) o cuando la maloclusión ya se estableció y será corregida (ortodoncia correctiva).
En la clínica de ortodoncia y clínica de odontología integral del niño se realizan procedimientos de diagnóstico con un alto grado de competencia clínica, donde el alumno, con supervisión del profesor especialista, está comprometido en ofrecer a la población infantil la atención que requiera a nivel preventivo e interoceptivo, siendo docentes y alumnos del último año de la carrera los encargados en dar solución a los problemas, las edades para este manejo están en periodo escolar, entre los seis y 12 años, dependiendo de la necesidad de atención de cada infante.
Los aparatos que comúnmente se maneja a este nivel están enfocados a eliminar factores como hábitos, corrección de deglución atípica, guiar la erupción dentaria, recuperar espacios perdidos, guiar el crecimiento y armonía de las bases óseas dentales, entre otros.
Se ha creído que la ortodoncia es solo colocación de brackets, en realidad la colocación de éstos se hace como una medida donde las opciones se reducen a la edad del paciente, si revisamos a los pacientes a temprana edad podremos evitar el uso de brackets en muchos casos y en los que tienen problemas ortopédicos podremos generar una armonía integral que los brackets no pueden ofrecerle. Identificar esto solo es posible si se realiza un diagnóstico desde edades tempranas (desde que aparecen los dientes), así como tres, seis, nueve, 12, 15 y 18 años son edades sugeridas; no obstante la ortodoncia puede realizarse mientras las condiciones del tejido de soporte lo permitan.
La ortodoncia tiene un enfoque más completo, ya que analiza edad, tipo de dentición, armonía facial, función, estabilidad ortopédica y para ello el estudio que se realiza a los pacientes requiere del compromiso de padres y familiares, depositando en nosotros su confianza, tiempo y disciplina, generando prácticas saludables para poder ofrecer una mejor calidad de vida. Estamos para su atención abriendo las clínicas en Ciudad del Conocimiento martes y jueves por las tardes, recibiremos pacientes al inicio de febrero de 2017, reingresando en cada periodo semestral.

Comentarios