¿Cuánto cuesta una burocracia obesa?

669

La famosa reingeniería de plazas en la administración estatal, que ha ocupado un importante espacio en la agenda mediática local en las últimas semanas, no es cosa nueva, es más, pareciera una copia remasterizada del anuncio que hizo la Secretaría de Finanzas a mediados de 2014. En julio pasado, al término de la celebración del Día del Abogado, Omar Fayad Meneses movió fibras sensibles al dar a conocer un reacomodo en el Poder Ejecutivo en el que desaparecerían dependencias para fusionarlas y crear otras. Esta revelación que parecía nueva y que revolucionaría al aparato de gobierno en realidad lo fue, aunque en parte, ¿por qué los decimos?: efectivamente desapareció la Secretaría de Planeación, ahora una parte de sus funciones dependerán de la tesorería y otras, que aún no nos dicen cuáles, del despacho del gobernador. Surge, todavía no de manera oficial, la Secretaría de Movilidad y Transporte y separan, para fortuna de muchos involucrados en los rubros, Turismo y Cultura. Pero en 2014 el entonces secretario de Finanzas Aunard de la Rocha anunció la desaparición de 300 plazas que no eran productivas en ningún área de la administración estatal, como parte de un programa de racionalidad del gasto. De la Rocha habló de una “reingeniería” en las distintas secretarías, con el fin de rotar personal en áreas que requerían mayor atención, y puso como ejemplo el recién creado Centro estatal de Justicia para Mujeres. Si el tesorero no nos tomó el pelo a las y los reporteros que cubrimos aquella declaración, decenas de burócratas se fueron a la calle o fueron reacomodados en el obeso sistema de gobierno. Cualquiera que haya sido la decisión no fue suficiente o no se hizo de manera correcta. Prueba de ello es que de acuerdo con el secretario del despacho del gobernador Israel Félix Soto, como parte de la reingeniería de Omar Fayad, se detectó duplicidad de funciones en algunas secretarías, principalmente en Planeación. El redireccionamiento que sufrirá la ley orgánica del gobierno estatal será para optimizar recursos y hacer un trabajo eficiente. Entretanto las y los trabajadores continuarán en algún área de gobierno según su perfil. Si por eficientar los recursos se refiere a los materiales, aplaudimos la decisión, pero ¿por qué no tocar las plazas de trabajo?, que al final del día, o mejor dicho de la quincena, generan un gasto importante a las arcas del estado. Para poner en contexto lo anterior, el Presupuesto de Egresos de Hidalgo 2014 contempló 3 mil 688 millones de pesos para el pago de nómina del personal adscrito al Ejecutivo, en términos reales dicha cantidad representó 12 por ciento del paquete económico de ese año. Entonces ¿hay o no austeridad?
De filón. Muestra de su responsabilidad social el Patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y la Fundación Mexicanos y Americanos Todos Trabajando ofrecen cursos de inglés en línea, una excelente oportunidad para adquirir o fortalecer los conocimientos del idioma. ¡Participe!

No votes yet.
Please wait...

Comentarios