Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

MIREIA MENDOZA NOLLA
Mineral del Monte

El Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) ha sumado cuatro premios a lo largo de mayo, lo que da muestra de la calidad de sus académicos, alumnos y egresados.
La estudiante de sexto semestre de la licenciatura en artes visuales Nohemí Amaranta García Flores se hizo acreedora del segundo Concurso de Pintura Ábside, realizado en Tulancingo.

Con la pieza titulada Paisaje sin título, trabajada con acrílico y acuarela, la artista obtuvo un premio económico, aunado al reconocimiento tras la consideración de los tres artistas integrantes del jurado calificador de representar una obra de mayor calidad que las otras 70 presentadas por 49 participantes de ocho diferentes estados de la República.
Como parte de la iniciativa de organizaciones de la sociedad civil Ábside y Sol AC, la galería que lleva el nombre del certamen y la cual está dirigida por Alejandro Aldana está constituida en el corazón de la ciudad de los satélites como un espacio formal que busca fortalecer el desarrollo cultural a través de las artes visuales. Tras la ceremonia de premiación que se llevó a cabo en la plaza Sol de Tulancingo y que dio apertura a la exposición de las obras participantes seleccionadas, mismas que estarán en ese espacio hasta junio.
Asimismo, el artista visual Jesús Benítez, egresado del IA, participó en la bienal de La Habana, Cuba, la cual se llevó a cabo del 5 al 15 de mayo como un evento independiente y disidente organizado por un grupo de artistas, intelectuales y curadores de dicho país como respuesta de protesta a la postergación de la 13 bienal por parte del gobierno cubano, evento en el cual participaron alrededor de 60 artistas seleccionados previamente.

Tras la obtención del reconocimiento que hizo posible su participación en esa bienal artística internacional, Benítez presentó ocho dibujos de gran formato de la serie Pulso-Impulso, realizados mediante acuarelas, tinta y grafito sobre papel de algodón, que en conjunto abordan una serie de autorretratos de cuerpo entero sobre fondo blanco combinados con líneas sueltas que configuran diferentes acciones y situaciones en cada imagen, planteado como un proyecto que presenta un estudio, en palabras de su autor “hacia dentro del dibujo”.

“Esta serie es el resultado de un trabajo de investigación al respecto de la disciplina de dibujo, de sus problemáticas y posible devenir como práctica actual de creación artística”, expresó Benítez.
La también artista visual, recién egresada del IA, Ana Luisa Soto ganó con la obra titulada Memoria el segundo lugar del Concurso de Fotografía Intervenida “Refiguraciones 18/68”, certamen en el que Frida Bulos, fotógrafa y académica del Instituto de Artes fue merecedora de una mención honorífica por parte del jurado con la obra A tiempo, fallo emitido a principios de junio tras la deliberación a puerta cerrada del jurado calificador y cuya premiación se llevó a cabo la semana pasada en el centro cultural universitario Tlatelolco, en la Ciudad de México (CDMX).
El certamen fue organizado por la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) como parte de sus actividades culturales previas a la celebración del Centenario de la Reforma de Universitaria de Córdoba de 1918 y del memorial de los 50 años de la matanza de 1968 sucedida en México.
A decir de los organizadores de “Refiguraciones 18/68”, tuvo por objetivo incentivar el talento universitario a partir de la intervención artística de fotografías históricas digitalizadas y cedidas por los archivos de diversas universidades de esa red, además, el espacio contó con la participación de 119 artistas y aficionados a la fotografía de ocho países.

Respecto al reconocimiento recibido, Frida Bulos, quien recientemente resultó acreedora de otra mención honorífica en un certamen internacional organizado en Japón, comentó que para ella fue muy significativo ese concurso. “Mi papá estudiaba en la ESIME y vivía en Tlatelolco en 1968 y tras ser traído por mi abuelo a Pachuca, siempre contaba que la mitad de sus compañeros de salón nunca regresaron tras la represión y matanza de ese año. Además, ya como fotógrafa, mi papá ha sufrido siempre que cubro alguna manifestación”, comentó la artista en relación al contenido y significado de su obra.
“La memoria, muchas veces es lo que uno decide recordar u olvidar, puesto que, en relación a ese tema en concreto, al menos tres generaciones hemos vivido resignificando algo que no vivimos y que está distorsionado”, concluyó.
De lo anterior, el IA logró posicionarse, a partir del producto de los artistas de la licenciatura en artes visuales, como una institución con un alto nivel en relación a su producción artística, la cual ya ha trascendido fronteras más allá de haberse estado expandiendo a lo largo de todo el país durante los últimos años.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios