Cuauhtémoc exhibe a médico del Tri de hace 20 años

334

Según el exdeportista, el galeno José Luis Serrano le mintió en un diagnóstico tras una lesión en un juego eliminatorio contra Trinidad y Tobago

Ciudad de México.- El 8 de octubre del año 2000 marcó la carrera de Cuauhtémoc Blanco Bravo. El mejor futbolista de aquel momento y que comandaba al Tricolor en un juego eliminatorio en el estadio Azteca contra Trinidad y Tobago, en el que una criminal patada de Ancil Elcock lo rompió física y emocionalmente.

Cuau no volvió a ser el mismo. Si bien su talento le dio para romperla en el país, aquella rotura de ligamento cruzado anterior, ligamento lateral y menisco le truncaron una carrera que lucía prometedora en España.

Si bien Elcock fue el villano público número uno por la patada, a 20 años de distancia Blanco Bravo lamentó el diagnóstico del médico José Luis Serrano, quien hasta la fecha trabaja en la selección azteca, ya que le “mintió” y eso lo dejó aún más devastado.

“Ese día (del México-Trinidad) recuerdo que Serrano me dijo que no tenía nada. Regresé a Valladolid y con las radiografías me dijeron que tenía roto el ligamento cruzado, ligamento lateral y el menisco, la triada como se dice. A mí se me hizo algo injusto del galeno Serrano que está en Toluca y la selección, me dejó muy triste”, contó el ahora gobernador de Morelos al diario Récord.

“A los especialistas del Valladolid les agradezco y al médico Joaquín Ledesma que fueron los que me rehabilitaron y me sacaron adelante de esa lesión”, agregó.

Más de una vez, Cuau reveló que sufrió depresión por aquella lesión, que lloraba todas las noches porque sentía que su carrera había terminado, además de la lejanía con su familia al estar en España, aunque hay una persona a la que públicamente agradeció por ser la única que le visitó en el viejo continente: Enrique Meza, quien entonces era el entrenador nacional.

Comentarios