Los más afectados están en Atlapexco, Xochiatipan y Yahualica

Xochiatipan.-

En la Huasteca, algunos arroyos y ríos prácticamente desaparecieron pese a que la actual temporada de estiaje comenzó e inclusive no ha registrado las temperaturas del año pasado (50 grados), por lo que los cuerpos de agua ya tienen importantes efectos en los mantos acuíferos, sobre todo en este período vacacional que aún no concluye y que es atractivo turístico.

Los afluentes más afectados son en Atlapexco, Xochiatipan y Yahualica, donde las corrientes de agua prácticante no existen, lo que afecta a la población que habita en las comunidades rurales indígenas que se ven perjudicadas debido a que dependen de esos afluentes para su uso diario.
Respecto al turismo, Rosario Martínez, visitante de la Huasteca, lamentó la situación debido a que arribó a la región para acudir a uno de esos arroyos, ya que mencionó que otros ríos si bien tienen agua están contaminados, sin embargo, al llegar notó la falta de afluencia de agua.

Mencionó que hace un par de años no se tenía ese problema, por lo que aseveró que de continuar, buscará otras opciones.
Actividades como la tala inmoderada, saqueo del material pétreo y gases de los basureros que propician el cambio climático, ocasionan efectos colaterales en el medio ambiente en la región, sentenció la catedrática del Instituto Tecnológico de Huejutla Rosalba Galván.

Comentarios