Pachuca.- Con reservas, desarrolladores confiaron en que el programa Con 7 mil sí, puesto en marcha por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), reactive a esa industria.

Y es que de acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda delegación Hidalgo (Canadevi) Guillermo Juárez González, ese programa, puesto en marcha el 3 de julio, dará mayor capacidad crediticia a los trabajadores que tienen menores ingresos.

Sin embargo, enfatizó que no está diseñado para cubrir el monto que representaba la obtención de subsidios como los que entregaba la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), los cuales ascendían hasta a 80 mil pesos por trabajador.

“En el estado, poco más del 50 por ciento de la demanda potencial es de trabajadores que ganan hasta 2.8 Umas (unidades de medida y actualización), sin embargo, las políticas nacionales, estatales, las reglas de operación y el presupuesto por parte de… la Conavi no han sido consistentes, situación que ha provocado la incertidumbre en todos los que nos dedicamos a la construcción de viviendas, no obstante, con este programa esperemos empiece a cambiar el panorama”, expuso.

Recalcó que con dicha estrategia, los derechohabientes con un sueldo desde una hasta 2.8 Umas podrán obtener un crédito desde 269 mil 200 hasta 390 mil 411 pesos.

No obstante, enfatizó que esos montos no son suficientes para cubrir a los sectores más desprotegidos, debido a que en Hidalgo no existen casas en el mercado con ese valor.

Específicamente el programa en cuestión apoyará a los trabajadores que perciben entre 2 mil 568 hasta 7 mil 191 pesos, que en Hidalgo son poco más de 50 mil 500 trabajadores.

El líder empresarial también avaló las acciones emprendidas por el consejo de administración del Infonavit a petición del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), con el fin de favorecer la estructura financiera del organismo.

“Si bien las personas que adquieren créditos para la vivienda lo hacen con la ilusión de tener y formar un hogar con sus seres queridos, es importante ofrecer todas las facilidades de pago posibles para los trabajadores y así evitar que pierdan su patrimonio”, detalló.

De acuerdo con el dirigente, en Hidalgo, entre enero y mayo de este año la construcción de casas en fraccionamientos habitacionales cayó un 25 por ciento con respecto a 2018.

Según datos publicados en el registro único de vivienda (RUV), en el acumulado comprendido en ese periodo se habían construido 3 mil 732 casas en la entidad, comparadas con las 2 mil 826 viviendas edificadas en este 2019.

La caída, expuso el presidente de la Canadevi Hidalgo, es notoria sobre todo en el sector de vivienda social y en el segmento económico, debido a que gran parte de ese mercado necesita de una aportación adicional para poder completar el monto para la adquisición de una vivienda.

Por tal motivo, es necesario que el organismo empresarial trabaje con el gobierno estatal para atender a la población de menores ingresos y así acceda a una vivienda de calidad.

Comentarios